Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un policía resulta herido en Oviedo tras recibir una lluvia de botellazos de un grupo de jóvenes

Los agentes trataban de detener a un grafitero y a su acompañante cuando fueron atacados en la plaza del Paraguas

Policía Oviedo

Policía Oviedo

La Policía Local de Oviedo ha detenido esta noche a dos jóvenes de 20 años por enfrentarse a los agentes, después de que uno de ellos fuese pillado haciendo un grafiti en el centro de la ciudad. El suceso, que tuvo lugar poco después de las doce de la noche, dejó a un agente herido en la cabeza tras recibir una lluvia de botellazos de un grupo de jóvenes que observaban la actuación policial.

Todo comenzó cuando los agentes sorprendieron a un joven haciendo un grafiti en la zona de la casa sacerdotal. Tras perseguirlo hasta la parte baja de la plaza del Paraguas, el joven se resistió a la detención, momento que aprovechó su acompañante para interferir en la actuación policial y tratar de ayudarle a escapar. Finalmente, ambos fueron detenidos.

Como consecuencia de ese mismo hecho, un agente resultó herido cuando, desde la parte alta de la plaza, un grupo de jóvenes comenzó a lanzar botellas a los agentes que realizaban la intervención. Una de ellas impactó en la cabeza de uno de los policías. El hombre, un subinspector de Policía, recibió atención médica en el hospital por un corte en la cabeza y ya se encuentra en su casa.

Todo esto en un noche especialmente "movida" en Oviedo. La celebración del final de la EBAU y la relajación de las medidas en el ocio nocturno hicieron que las actuaciones policiales se multiplicasen ayer en Oviedo, teniendo que llegar a intervenir en una fiesta que se estaba produciendo en la habitación de un hotel de la capital.

Compartir el artículo

stats