Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El turismo resucita el mercado laboral en Oviedo: el paro cayó en junio a niveles de febrero de 2020

Hostelería, comercio y construcción acaparan los 5.600 contratos que se firmaron en junio, con una reducción del desempleo de 1.561 personas

Ambiente turístico en el centro de Oviedo.

Ambiente turístico en el centro de Oviedo.

Jonatan Moreno apenas tenía 20 años cuando, a finales de 2019, decidió poner en marcha su propio bar en la zona del Milán. Conocía el oficio y sus ganas de trabajar eran inmensas, pero en marzo del año pasado el coronavirus se interpuso en su camino. Trató de capear el temporal, pero tras perder unos 10.000 euros decidió cortar la hemorragia bajando la persiana tras las últimas Navidades. Después de cinco meses de búsqueda de trabajo sin éxito acaba de firmar un contrato para reforzar una sidrería de la calle Gascona. Su contrato es uno de los 5.600 firmados en Oviedo en junio empujados por la vuelta del turismo y que permiten a la ciudad situar la tasa de desempleo en niveles similares a los de febrero de 2020, justo antes del inicio de la crisis sanitaria. “Cruzo los dedos para que no haya más cierres porque sería letal”, indica el joven.

En total, el número de parados en Oviedo a día 30 del pasado junio eran 14.946, lo que supone 1.561 menos que justo un mes antes. La cifra se acerca a los 14.865 desempleados que había en febrero de 2020, justo quince días antes del estallido de la crisis sanitaria, si bien actualmente sigue habiendo 790 parados más de los registrados en junio de 2019, cuando la capital asturiana empezaba a afrontar el último verano de la normalidad previa al coronavirus.

La evolución resulta más positiva si se compara con los datos de empleo del mismo mes en 2020. Hace doce meses, 16.913 ovetenses estaban en situación de paro, es decir, casi 2.000 más de las que engrosaban en el último mes las listas del paro.

Según fuentes del Ministerio de Trabajo, de los casi 15.000 desempleados que sigue habiendo en Oviedo, casi seis de cada diez son mujeres, las cuales, según fuentes municipales, están reincorporándose al mercado laboral con más dificultad, aunque con algunas excepciones. “A mis 25 años acabo de conseguir mi primer contrato”, cuenta Laura Alonso, administrativa que después de disfrutar de un plan de empleo de un año ha conseguido acceder al mercado laboral. “Me vino muy bien porque para mi puesto exigen un año de experiencia que de otra manera no habría tenido”, explica esta joven ovetense.

De todos modos, el sector servicios y, en concreto, la hostelería y el comercio acapararon la mayoría de contratos que hasta hace un mes inexistentes. “Es un respiro porque llevaba un año en paro en el que tuve que sobrevivir con prestaciones”, indica Daniel Méndez, flamante camarero en un establecimiento del Antiguo, que en los últimos doce meses se cansó de echar currículum sin éxito. Originario del Bierzo, a sus 29 años lleva casi tres viviendo en Oviedo y en el último tuvo que hacer “malabares” para cuadrar las cuentas de la economía doméstica. Una situación similar a la vivida por Jonatan Moreno. “Yo estuve cinco meses buscando trabajo y no había manera de encontrar nada”, explica este nuevo camarero del Bulevar de la Sidra de Oviedo.

Miedo a las restricciones

Ahora, los nuevos contratados miran con preocupación el aumento de contagios registrados en los últimos días en Asturias. Todos reconocen su preocupación, especialmente los vinculados al sector servicios. “Si vuelven las restricciones lo pasaremos muy mal”, coinciden los camareros ante un nuevo paso atrás después de vivir el mejor mes para el empleo en mucho tiempo.

Compartir el artículo

stats