Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patrimonio desbloquea la licitación del comedor del parvulario de Ventanielles

El Ayuntamiento finaliza los trabajos previos de la futura cantina para facilitar que haya ofertas por un contrato que ya quedó desierto una vez

Por la izquierda, Luis Pacho con José Angel Escudero, de Grafeno Power y Alejandro Yáñez, de DYA Ingenieros SL.

Por la izquierda, Luis Pacho con José Angel Escudero, de Grafeno Power y Alejandro Yáñez, de DYA Ingenieros SL.

A veces no basta con sacar las obras a concurso y hay que ponerse el traje de faena. Con el comedor del parvulario de Ventanielles ha ocurrido esto, el Ayuntamiento desgajó los trabajos de la instalación eléctrica del que será el nuevo comedor para facilitar su ejecución. El proyecto inicial fue modificado para que la edificación no fuera modular y así se pudiera facilitar la participación de las empresas, ya que una construcción de módulos restringía el número de empresas con capacidad para ejecutar las obras. Con la instalación eléctrica finalizada y la licitación publicada, desde la concejalía confían en que las empresas se presenten al proyecto y le den a Ventanielles un equipamiento largamente demandado por la comunidad escolar.

La obra, que cuenta con un presupuesto de casi 400.000 euros, es una de las mayores actuaciones en infraestructuras educativas en este mandato. Con la instalación eléctrica que necesita el nuevo comedor del edificio de Infantil, desde la concejalía confían en que, esta vez, las obras se puedan concluir. Actualmente, el comedor al que acuden los niños de tres a seis años está separado físicamente del colegio, lo que supone el traslado de los alumnos al edificio principal del colegio durante todo el año.

El concejal de Edificios y Patrimonio, Luis Pacho, que acudió esta mañana al colegio de Ventanielles a recepcionar la obra eléctrica, celebra que “se haya conseguido poner en marcha una obra que era tan necesaria para el barrio y que se llevaba solicitando tantos años sin éxito, ya que los alumnos de infantil necesitan un comedor anexo a las aulas para evitar el traslado diario al edificio principal a la hora del almuerzo”. La construcción del nuevo comedor está actualmente en proceso de licitación pública, explicó el edil, y en su servicio esperan que puedan comenzar las obras “lo antes posible .

Ofrecer un comedor al parvulario de Ventanielles, el centro que cubre la educación infantil vinculado al colegio público del mismo barrio, es un equipamiento largamente reclamado por los vecinos. El diseño del comedor, obra del arquitecto Rogelio Ruiz, planteaba inicialmente un plazo máximo de ejecución de 5 meses, y una propuesta de módulos industriales, ahora modificada, para atender las necesidades de unos 80 niños. Los plazos del proyecto no permitirán que los alumnos de Infantil del colegio de Ventanielles puedan comenzar el curso con su nuevo comedor

En su aspecto exterior, el edificio destaca por contar con tres zonas diferenciadas, siendo la central la propia del refectorio y diferenciando dos zonas, una para la cocina, vinculada a la entrada de alimentos del servicio de cátering, y otra para la entrada del alumnado, con su área para que los niños dejen las mochilas y tengan acceso a los servicios. El arquitecto explica en su proyecto que el comedor “se enmarca en una serie de actuaciones similares como el comedor del Colegio Maestro Jaime Borrás, premiada obra de Miguel García-Pola”.

Compartir el artículo

stats