Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Ópera de Oviedo luce repertorio: ofrece once producciones en alquiler

La temporada amortigua el golpe de la pandemia con un curso que incluye tres títulos propios y otros dos desarrollados con otras entidades

El montaje de “La Bohème”, de Sagi. | Miki López

En tiempo de crisis, la Ópera de Oviedo luce su repertorio. La nueva temporada, que comienza el próximo 6 de septiembre, está completamente armada sobre las producciones propias. Tres de los cinco títulos que se programarán en el Campoamor en los próximos meses son producciones de la Ópera de Oviedo, y los otros dos se desarrollan en régimen de coproducción con otras temporadas. Pero el catálogo del ciclo asturiano no se queda ahí: en la actualidad, la Fundación Ópera de Oviedo oferta, en régimen de alquiler, un total de once producciones, entre ellas algunos títulos emblemáticos de las últimas temporadas. Una buena forma de sacar un rendimiento adicional a óperas ya disfrutadas por el público asturiano.

La contención del gasto y el ingenio para aprovechar los recursos propios son dos de las claves que marcarán la nueva temporada ovetense, que comenzará con tres producciones propias. Entre el 6 y el 18 de septiembre, se representará “Nabucco”, de Giuseppe Verdi, y con dirección escénica de Emilio Sagi. El siguiente título de la temporada será “La flauta mágica”, de Mozart, entre el 8 y el 16 de octubre, y con una dirección escénica de Albert Estany sobre la base de los decorados de otra producción ovetense, “Pagliacci”, con diseño de Guy Joosten y estrenada en diciembre de 2019. El tercer título de la temporada será la reposición de un auténtico “hit” de la temporada ovetense: “La Bohème” de Puccini, bajo diseño de Sagi.

Los dos últimos títulos de la temporada con sendas coproducciones, en las que la Ópera de Oviedo colabora con otros teatros y temporadas, nacionales y foráneas. Entre el 7 y el 18 de diciembre se representará “Lucrezia Borgia”, de Donizetti, con dirección escénica de Silvia Paoli. Se trata de una coproducción en la que, además de la temporada asturiana, participan el Teatro Comunale di Bologna, la Ópera de Tenerife y el Teatro de la Maestranza de Sevilla. El cierre de temporada, entre el 24 de enero y el 5 de febrero, se concretará con un título que promete ser espectacular: “Adriana Lecouvreur”, de Francesco Cilèa, y con dirección escénica de Rosetta Cucchi. Una producción en la que Oviedo colabora de nuevo con el Teatro Comunale di Bologna y con la prestigiosa Sydney Opera House.

Esta apuesta por la producción propia dará réditos a Oviedo en el corto y el largo plazos. Porque todos estos montajes pueden tener una vida en futuras temporadas (como ocurre de hecho esta misma temporada con “Nabucco” y “La Bohème”) o bajo préstamo a otros teatros y temporadas, que pueden dar ingresos adicionales a la temporada asturiana.

El alquiler de un montaje puede reportar del orden de 30.000 o 40.000 euros a la ópera, aunque las cifras oscilan bastante en función de la naturaleza de la producción y de cuántas entidades intervienen en la producción. En la temporada 2018/2019, la última antes de la pandemia, Oviedo alquiló dos producciones: “Agrippina’”, al Teatro de la Maestranza de Sevilla, y “Lucia di Lammermoor” al Teatro Principal Palma de Mallorca.

En la actualidad, la Ópera de Oviedo oferta once títulos en alquiler a otras entidades. Entre ellos está precisamente “Nabucco”, estrenado originalmente en 2015, y la emblemática “La Bohème”, estrenado en 2000 y que ya se repuso en Oviedo en 2008 y 2016, siempre con gran éxito de público.

Otras tres producciones con escenografía de Sagi se incluyen en el repertorio en alquiler: “El Gato con botas”, de Xavier Montsalvatge, y estrenada en el Teatro Real de Madrid en 2005; y “Les mamelles de Tirésias” y “L’heure espagnole”, que en Oviedo formaron programa doble para inaugurar la pasada temporada.

El díptico “Pagliacci” y “Una tragedia florentina”, en cambio, se oferta directamente como programa doble. De su mismo director de escena, Guy Joosten, se alquila también “Cardillac”, que se estrenó en la Opera Ballet Vlaanderen de Amberes, coproductora de la obra, en febrero de 2019.

La citada “Lucia di Lammermoor”, con montaje de Nicola Berloffa, se mantiene en el repertorio en alquiler, como también “Bestiario”, una obra de Miquel Ortega con dirección escénica de Nuria Castejón, que se estrenó en el Auditorio de la Universidad Carlos III de Madrid, en febrero de 2010.

La nómina de producciones que se ofertan a otras temporadas la completan dos producciones emblema de la temporada ovetense. Por un lado, la monumental “Peter Grimes”, de Benjamin Britten y con montaje de David Alden. Por otro, “Fuenteovejuna”, la ópera compuesta por Jorge Muñiz, con dirección de Miguel del Arco, que abrió la temporada 2018-2019.

Los datos


Producciones propias

En un curso marcado por las secuelas del covid, la Ópera de Oviedo tira de repertorio: los tres primeros títulos serán producciones propias.

Coproducciones

La temporada ovetense se cerrará con dos títulos coproducidos por Oviedo con otras óperas y teatros, nacionales y foráneos.

Alquileres

Las producciones en las que participa la Ópera de Oviedo tienen una segunda vida: once de ellas se ofertan para alquilar a otras entidades.

Compartir el artículo

stats