Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El equipo redactor de la restauración de la muralla urge a sacar el tráfico de Paraíso

“Hay que dignificar la calle y peatonalizarla, no sirve de nada limpiar esta estructura si después metemos coches”, dice Fernández Molina

Fernández Molina, ayer, junto a la muralla. Irma Collín

“Tenemos que dignificar la calle Paraíso y toda esta zona de la muralla”. Con estas palabras introduce el arquitecto José Ramón Fernández Molina, que dirige la rehabilitación de la muralla, el siguiente paso que, a su juicio, debe adoptar el Ayuntamiento de Oviedo una vez que se complete, en las próximas semanas, la intervención sobre la estructura. Su propuesta, que está incluida en el plan que ha transmitido al Ayuntamiento, pasa por peatonalizar la calle Paraíso, instalando además cámaras de seguridad e iluminación monumental.

Una línea de muro de ladrillo en un lienzo de muralla.

Una línea de muro de ladrillo en un lienzo de muralla.

Fernández Molina, que ayer recorrió el entorno de la muralla en compañía de LA NUEVA ESPAÑA, habla de pasos que hay que dar dentro de “proceso lógico” que se ha iniciado con la rehabilitación de la muralla. “No sirve de nada limpiar la estructura si después vamos a meter coches”. El cierre al tráfico rodado de Paraíso durante las obras demuestra, a su juicio, que hay alternativas a mantener la circulación junto a la muralla.

Detalle de un vertido de aguas fecales en la muralla.

Detalle de un vertido de aguas fecales en la muralla.

Para propiciar esta dignificación, Fernández Molina considera que se debe declarar la zona como Área de Rehabilitación Integrada (ARI), lo que facilitaría las actuaciones necesarias para la renovación de las viviendas del entorno y desterraría el temor de los residentes a posibles prácticas especulativas. Porque el arquitecto tiene claro que se debe ayudar a propietarios y residentes para continúen en la zona, a la que ve un gran potencial. “Tenemos una gran ocasión para dignificar una zona tradicionalmente muy deprimida de la ciudad y convertirla en un paraje por el que se pueda caminar y pasear, que se pueda convertir también en un enclave de referencia en los ámbitos comercial y de ocio”, sostiene.

La recreación de Paraíso peatonalizado que remitió al Ayuntamiento.

La recreación de Paraíso peatonalizado que remitió al Ayuntamiento.

Para lograr esto, hay que reforzar la protección de toda la zona. “Aquí tenemos una asignatura pendiente, porque no hay un entorno de protección específico de la muralla, que es un Bien de Interés Cultural (BIC), aunque esta zona está afectada en parte por el de la Cámara Santa. Es una zona muy sensible. Pero se necesitan actuaciones específicas para la muralla y entre ellas recuperar el camino de ronda por la parte superior, que es algo que está en el proyecto”, sostiene el arquitecto.

En relación a esta propuesta, Fernández Molina incide en que el proyecto incluye también una conexión peatonal entre la fábrica de gas y la calle San Vicente a través de un ascensor y un puente que confluye frente a la puerta del Museo Arqueológico.

En relación al avance de las obras de rehabilitación de la muralla, Fernández Molina señala que se ha completado ya el grueso de la intervención en cuatro de los cinco tramos, quedando solo el de la parcela de la Casa sacerdotal, el más próximo a Postigo Alto. Pero el equipo que realiza las obras se ha encontrado con “un problema serio” debido al descubrimiento de una serie de afloraciones de aguas fecales que concluyen directamente en la muralla. Se trata, señala el arquitecto, de “siete u ocho afloraciones”, que requerirán de una actuación específica, canalizando esos vertidos por debajo de la estructura hasta el alcantarillado. “Es un problema de salud pública”, insiste el arquitecto, que en todo caso señala que la solución está testada porque Ignacio Álvarez Castelao ya se encontró con este problema cuando actuó sobre la actual Facultad de Psicología hace más de medio siglo, y logró solventarlo con esa misma actuación.

Compartir el artículo

stats