Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El “Tigre Juan” reivindica el periodismo al premiar los artículos de Guillem Martínez

La riosellana Elisa Palacios se alza con el galardón de literatura joven del certamen con el relato “Cuadernos de viaje”, sobre la emigración

José Luis Costillas, a la izquierda, le entrega el premio “Tigre Juan” al periodista Guillem Martínez. | Carmen Rodríguez

El certamen literario “Tigre Juan” coronó ayer al periodista y escritor Guillem Martínez (Cerdanyola del Vallès, 1965). “Los domingos”, la obra que le hizo ganar algo “por primera vez en la vida”, es una selección de artículos editada por Anagrama. El catalán, que se ha hecho con la estatuilla de la edición número 43, recibió el galardón en la sala de cámara del Auditorio. Tras el atril, el periodista de la revista “Ctxt” dio un breve y espontáneo discurso, agradeció el reconocimiento al jurado, mostró su sorpresa por un premio que pensaba que no le iban a dar por ciertos “pecados de juventud” que no llegó a desvelar e hizo una defensa y crítica al mismo tiempo de su oficio. Martínez lanzó que el periodismo “no es más que literatura”, al tiempo que, “en nuestro país, es algo aún por fabricar”.

El premio organizado por Tribuna Ciudadana goza de buena salud, como ejemplificaron ayer tanto Pedro Sánchez Lazo como el concejal de Cultura, José Luis Costillas, al hacer inventario de los trabajos recibidos. Hasta 276 obras para el “Tigre Juan” y 56 relatos para su hermano pequeño dedicado a la literatura joven. En la categoría de los relatos se alzó como ganadora una asturiana, la joven riosellana Elisa Palacios, con su relato “Cuadernos de viaje”. El premio de Palacios lo recogió su padre, Juanjo, porque su hija, que tiene 19 años, está estudiando en Ámsterdam.

El relato de Palacios, que trata del drama de la emigración, emocionó al jurado. Esta mandó un vídeo desde su habitación en Holanda para agradecer el galardón.

Miembros de Tribuna Ciudadana, galardonados y políticos locales, ayer, durante la entrega del premio “Tigre Juan”. | Irma Collín

El segundo premio del certamen principal se lo llevó la ecuatoriana María Fernanda Ampuero (Guayaquil, 1976) con su libro de cuentos “Sacrificios humanos”. Ampuero también conoce lo que es emigrar. La escritora y también periodista relató haber estado viviendo de manera ilegal durante dos años al no tener papeles. La autora ecuatoriana ofreció un discurso que se llevó los aplausos del auditorio, alternando humor y reivindicaciones. “Estoy muy contenta por Guillem. Felicidades, en serio, no es como en los ‘Oscar’ ”, comenzó. “Me resulta muy emocionante que, en un país al que emigré hace veinte años y en el que estuve indocumentada y donde lo pasé muy mal, esté haciendo ahora esto”, celebró y pidió al público que cuando se crucen con un migrante se acerquen y le sonrían. Sus reivindicaciones siguieron por el feminismo y la falta de exposición de las mujeres en la literatura: “Yo no soy Carmen Mola”. A su juicio, es mentira que los hombres tengan que escribir con seudónimo para ganar premios, ni para publicar sus obras. Así, aprovechó también su presencia en el estrado para lucir un brazalete de color verde en apoyo al aborto libre en Sudamérica. Una guerra que espera no llegar a ver nunca en España, aunque alertó de la amenaza de retrocesos sociales.

Concejales de todos los grupos municipales hicieron entrega de los diferentes premios que se concedieron anoche, durante un acto que presentó Javier Gámez. Entre el público también estaba el exconcejal de IU Roberto Sánchez Ramos y la jefa superior de Policía, María Luisa Benvenuty. La jornada tuvo, como es habitual en el “Tigre Juan”, un cierre musical. La mezzosoprano María Arias, acompañada al piano por Mario Álvarez. El dúo interpretó una de las arias de la ópera “Samson et Dalila” y la romanza de la zarzuela “Los claveles”.

Compartir el artículo

stats