Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javier Elzo: “Hay muchas personas a las que les cuesta aceptar que pertenecen a la Iglesia”

El sociólogo analizó los retos que plantea el proceso de secularización en una ponencia que clausuró los actos de Santo Tomás de Aquino

Francisco Javier Elzo, ayer, en el Seminario. Fernando Rodríguez

El lugar de la Iglesia en una sociedad secular avanzada y los retos que ha de afrontar para mantener su función ante un entorno que trata de expulsar el sentimiento religioso de la vida pública son cuestiones a las que Javier Elzo, catedrático Emérito de Sociología de la Universidad de Deusto, ha dedicado diversos ensayos. De hecho, su próximo libro, actualmente en desarrollo, profundiza en estas reflexiones, como queda claro desde su título provisional: “Oteando el horizonte post-secular, desde el presente”. Este viernes, Elzo acudió al Seminario Metropolitano de Oviedo, donde impartió una conferencia que sirvió de clausura a los actos de celebración de Santo Tomás de Aquino.

Ante un auditorio abarrotado, y flanqueado por el Arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz, Elzo avanzó algunas claves de su nuevo trabajo, desde un posicionamiento abiertamente católico pero no por ello menos crítico, y partiendo de la base de que la Iglesia católica ha de sobrevivir en un contexto complicado, marcado por “una sociedad secular avanzada, muy secular y que en algunos casos es secularista, en el sentido de que presupone y exige la exculturación social, la exculturación cultural y la exculturación política de lo religioso, debiendo lo religioso limitarse al ámbito de la privacidad o al ámbito del culto en los templos”.

Elzo presentó un dato que remarca ese proceso de secularización que afecta, con singular intensidad, a Europa: “Si hace cien años dos terceras partes de los cristianos en el mundo estaban en Europa Occidental, entre 2010 y 2011 solo una cuarta parte de los cristianos están en esta parte del mundo”. En este sentido, Elzo apuntó a que en Europa se está produciendo “un doble fenómeno extremadamente llamativo: la desinstitucionalización de lo religioso, y por otro lado la subjetivación de la fe”.

En relación a esto, el sociólogo preció que el gran problema para enfrentar ese proceso de secularización “no es la fe como tal, sino que el gran problema es la Iglesia”. En concreto, Elzo señaló como un problema crucial que muchas personas que han crecido en un universo católico “de pronto se sienten alejados de la fe religiosa porque no aceptan la iglesia o no aceptan determinados planteamientos de la iglesia: cosas como que todo acto sexual debe estar encaminado a la procreación; la postura ante la homosexualidad, el lesbianismo y y el mundo trans; así como todo lo que tenga que ver con el comienzo y el final de la vida, como el aborto y la eutanasia”.

Yo observo, y lo veo, que a mucha gente le cuesta aceptar que pertenece a la iglesia. Veo un catolicismo sociológico con poca base teológico y donde el mayor problema no está en cuestiones de fe, que también, sino en cuestiones prácticas”, precisó el sociólogo, que precisó que no hay que pensar “en que lo religioso vaya a desaparecer, o que el catolicismo vaya a desaparecer”.

Compartir el artículo

stats