Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rescates que echan chispas en Oviedo: los bomberos ensayan en el Rubín intervenciones en coches eléctricos

Los efectivos aprenden a sofocar incendios en turismos en los que el uso del agua puede ser contraproducente

13

Rescates que echan chispas en Oviedo: los bombeos ensayan rescates en coches eléctricos

Son las doce de la mañana y se encienden todas las alarmas en el parque de bomberos del Rubín. Un conductor ha sufrido un accidente quedando atrapado en el interior de su vehículo eléctrico y cada segundo es clave para salvarle la vida. El riesgo de incendio es muy alto, pero los protocolos tradicionales no sirven: el rescate del herido prima sobre el empleo de agua, que en este tipo de tecnología puede hasta ser contraproducente. Se trata de un simulacro, pero la inevitable transformación del parque móvil durante hará cada vez más habituales estas intervenciones, para las que todos los bomberos locales participan estos días en un curso. “No queda otra que reinventarse”, dicen los efectivos participantes.

Rescates que echan chispas

La Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB), con sede central en Madrid, lleva ya un tiempo ofreciendo estos cursos en grandes ciudades como la capital de España, donde la tendencia a crear zonas de bajas emisiones está haciendo cada vez más habituales los siniestros con vehículos híbridos o eléctricos. Sin embargo, desde hace unos días se encuentran en Oviedo impartiendo sesiones teóricas y prácticas a los bomberos carbayones por petición expresa de la concejalía de Seguridad Ciudadana.

Rescates que echan chispas

Para hacer lo más efectivos posibles los consejos de los expertos llegados desde la capital de España, el cuerpo no ha escatimado en gastos. Coches destinados al desguace sirven como campo de maniobras para recrear intervenciones en las que supuestamente hacen las veces de vehículos mucho más modernos. “Cambia totalmente la tecnología, lo primero que hay que hacer es garantizar que se corta la línea de alta tensión que alimenta el vehículo, pues hay riesgo de que alguien se electrocute”, declara Antonio Novillo, instructor de unos cursos en los que los efectivos sustituyen las viejas técnicas para intervenciones en vehículos de combustión que estuvieron vigentes durante más de un siglo.

Rescates que echan chispas

Que todo salga bien precisa tanto de conocimientos humanos como de nuevos medios técnicos. Durante el simulacro un bombero tiene que encargarse de medir constantemente la temperatura del motor del coche para saber si hay riesgo de incendio. “El electrolito es muy inflamable. Sofocar un incendio en un motor eléctrico precisa de cinco veces más de agua y a veces los camiones no pueden portar tanto”, explica Novillo, asegurando que “en muchas ocasiones lo mejor es alejarse y dejar que el coche arda”.

Rescates que echan chispas

Ante tal amenaza por parte del fuego, los bomberos deben de prepararse para realizar un rescate en tiempo récord de los ocupantes del coche. En esta formación aprenden cómo romper las lunas, cortar las puertas y dejar totalmente limpio un lateral del vehículo para facilitar la extracción en camilla del herido, al cual se le coloca muy cuidadosamente antes un collarín como prevención ante posibles lesiones en la columna vertebral.

Rescates que echan chispas Lucas Blanco

Una vez cortadas las puertas, los integrantes del operativo deben colocar amortiguaciones en la parte cortada para evitar el riesgo de heridas del asistido a la hora de sacarlo del coche. En la operación deben participar el mayor número de bomberos posible para garantizar un traslado seguro para la víctima, que una vez puesto a salvo ya puede ser asistido para los sanitarios.

Rescates que echan chispas

Seguridad Ciudadana ha habilitado cuatro turnos del curso, con el afán de garantizar una formación integral de toda la plantilla. “Debemos ir acordes a los avances de los tiempos y de la sociedad. Estos cursos son necesarios para estar al día de las técnicas y las nuevas tecnologías que cada vez serán más comunes en nuestras carreteras”, declara el subjefe de bomberos de Oviedo, Luis Díaz Montes, mientras los miembros de la APTB destacan la visión de futuro del cuerpo ovetense tratando de adelantarse a los avances en materia de transporte y movilidad urbana de las próximas décadas.

Compartir el artículo

stats