Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un gran mercadillo con "pequeños" comerciantes: Las cooperativas escolares de Oviedo llenan de vida el mercado del Fontán

Como cada mes de mayo, el Mercado de Cooperativas y Asociaciones Educativas Asturianas donará parte de su recaudación a entidades sociales: "Hemos aprendido a trabajar en equipo"

19

Los "empresarios" escolares estrenan el mercadillo de sus cooperativas en el Fontán

La mañana del lunes en el mercado del Fontán se asemejaba más a un domingo de mercadillo. Cerca de una veintena de puestos exponían sus productos y los vendedores animaban a los viandantes a echar un ojo, y con un poco de suerte comprar, la variedad de material recaudado: "Bueno, bonito y barato". La diferencia con el rastrillo dominical residía en la edad de los comerciantes, que en esta ocasión eran escolares pertenecientes a diferentes colegios de Oviedo.

Se trataba del Mercado de Cooperativa y Asociaciones Educativas Asturianas, un espacio reservado a los jóvenes, cada mes de mayo desde hace más de una década, para poner en práctica un proyecto de emprendimiento que previamente se ha trabajado durante el curso escolar: recaudación de materiales, elaboración de productos artesanales, balance de potenciales gastos y beneficios, organización de los roles empresariales o publicidad por redes son algunos de los pasos previos a esta exposición de resultados. Pero, en especial, mucha colaboración grupal: "Hemos aprendido a trabajar en equipo", coinciden los participantes sobre estas jornadas, que, por fin, dieron sus frutos.

Los organizadores - la Consejería de Industria, Empleo y Promoción Económica y la Consejería de Educación, coordinadas por Ciudad Tecnológica Valnalón- cambiaron el tradicional paseo de los Álamos por el mercado de Abastos, una ubicación idónea para el propósito, que ha transmitido un chute de vitalidad al Antiguo. Once centros y 405 alumnos contribuyeron a llenar de ambiente, desde las diez de la mañana hasta la una y media del mediodía, la plaza del Fontán.

"¡Acérquense a conocer Biokids", coreaban Laura González y Carla Martínez del centro educativo Buenavista II. La propuesta de los alumnos de quinto de primaria estaba construida con materiales reciclados y los destinatarios de los beneficios serán las mascotas sin hogar del albergue: "En lugar de gastar, pensamos en hacer una buena labor para el medio ambiente y los animales". En su stand tenían posamanteles hechos con pinzas, collares de conchas y figuras con cartones de papel higiénico. Todo un éxito, según aseguraban, una gran acogida que compartían con los estudiantes de otros colegios.

La cooperativa del Gesta se hizo con medio Fontán, ya que acudieron las cuatro clases de sexto con gran variedad de artículos, todos hechos a mano, y un clarinetista, el joven Borja Vallaure. Tampoco faltó el un guiño hacia Ucrania, presente en las piezas de color azul y amarillo. "Ha sido una gran experiencia", afirmaban Óscar Rodríguez, Nora Rodríguez y Candela Diez. Aunque la parte más difícil fue ponerse de acuerdo a la hora de montar la iniciativa: "Hubo algunas riñas amistosas", confesaba Ivana Suárez.

"Nosotros nos pusimos de acuerdo porque elegimos comercializar las manualidades más votadas entre los compañeros", explicaban Álvaro Acle, Pelayo Serrano, Diego García e Isaac Riestra de quinto de primaria del San Ignacio. ¿Lo mejor? Los preparativos para el gran día y elaborar los estatutos de empresa, al menos para Serrano, que apunta maneras como experto en gestión.

El Santo Ángel de la Guarda y el IES Alfonso II se atrevieron con la gastronomía. Los primero con pastas de Alicante; los segundos con chocolate navarro, que triunfaron entre los más golosos y algunos estudiante en su hora de descanso. También estaban presentes algunos Centros de Apoyo a la Integración (CAI), como el de la Asociación Down Asturias o el Monte Naranco; así como la asociación Vinjoy con piezas de cerámica hechas a mano: "Ha resultado muy dificultoso pero divertido", aseguraba el participante Jonathan García.

"Es importante desarrollar capacidad emprendedora en los niños y niñas de Asturias para que en un futuro cuenten con las herramientas necesarias", decía el Director General de Comercio, Emprendedores y Economía Social, Julio González Zapico, quien se acercó a animar a los vendedores, y a llevarse algún artilugio a casa. También lo hizo el concejal de Economía, Javier Cuesta: "Hacen falta empresarios en la región y es importante formarlos desde pequeños".

Compartir el artículo

stats