Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo presume de su bombero de oro

El gijonés Miguel López, miembro del servicio de extinción de incendios de la capital, revalida el título en los Juegos Mundiales de su profesión celebrados en Róterdam

Miguel López con su medalla de oro

La capital de Asturias puede presumir de contar en sus servicios de emergencias con un agente de campeonato. Miguel López, gijonés del barrio de Ceares, es bombero del Ayuntamiento de Oviedo de pleno derecho desde 2019 y la pasada semana cosechó una proeza deportiva al ganar la medalla de oro de una de las pruebas más exigentes de los Juegos Mundiales del gremio celebrados en la ciudad neerlandesa de Róterdam. Un triunfo que supone la revalidación del éxito alcanzado en la última edición de esta competición, celebrada en la ciudad china de Chengdu en 2019, y el orgullo de todo el cuerpo ovetense. "Estoy contentísimo porque lo que he conseguido es muy complicado y fruto de mucho trabajo", indica el atleta reconvertido en miembro del efectivo de extinción de incendios del municipio carbayón.

A sus 40 años, López continúa entrenando casi a diario con un grupo de jóvenes opositores, además de aprovechar los ratos libres de las guardias de 24 horas para ejercitarse en el cuartel ovetense del Rubín. "Lo que mejor se me da es trepar la cuerda y las dominadas, pero mi fuerte es que soy muy completo", cuenta el bombero, que todavía trata de digerir la experiencia de sumar dos oros consecutivos en una competición que incluye una decena de pruebas, a cual más dura.

Miguel López posando en el pódium.

Miguel López posando en el pódium.

Una carrera de 5.000 metros, lanzamiento de peso, los 100 metros lisos, 100 metros de natación de estilo libre o un circuito de agilidad pusieron a prueba la fuerza y resistencia de este espartano de los servicios de seguridad ciudadana que logró imponerse a otros setenta bomberos llegados de países de todos los continentes. "Hay gente de todos los sitios y es muy bonito porque intercambias impresiones y haces amigos", relata acerca del cónclave deportivo que reúne a bomberos y policías y que recibió el pistoletazo de salida con una gran gala de inauguración celebrada en el estadio De Kuip de Róterdam, donde juega sus partidos el Feyenoord, uno de los tres equipos más grandes del fútbol holandés junto a los clásicos Ajax de Ámsterdam y PSV Eindhoven.

El gijonés realizando la prueba de escalada de cuerda en la competición.

El gijonés realizando la prueba de escalada de cuerda en la competición.

La de Miguel López es una historia de empeño, pues él mismo se costea los viajes y la preparación con el objetivo de poner en lo más alto el pabellón del cuerpo de Bomberos de Oviedo en citas internacionales. Con todo, el éxito no se le sube a la cabeza. "Por las mañanas suelo salir a entrenar y en pandemia tiré mucho al monte", cuenta este deportista nato que no oculta su intención de tratar de buscar la triple corona el próximo año, cuando está prevista la celebración de la vigésima edición de los Juegos Mundiales para bomberos y policías en la ciudad canadiense de Winnipeg. "Habrá que seguir yendo a la piscina de Las Mestas y quedando con mis amigos opositores para mantener la forma", comenta a modo de declaración de intenciones.

De momento, además de llenar de orgullo a familiares y amigos, los continuos éxitos deportivos de este gijonés que trabaja en Oviedo suponen una gran satisfacción para ambas ciudades. Miguel, el efectivo que supera en fuerza y resistencia a los mejores profesionales de su sector del país que sean, seguirá desarrollando su trabajo diario de bombero como si nada. Pero, eso sí, con el aval de dos medallas de oro mundiales al cuello.

Compartir el artículo

stats