Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Junta sale en defensa de la autonomía universitaria ante "los ataques de Canteli"

El PSOE, Podemos, Foro e IU dan luz verde a una proposición para exigir más respeto a la institución mientras el PP, Ciudadanos y Vox la rechazan

Dos estudiantes salen de la Escuela de Minas de Oviedo. | L. Murias

El Pleno de la Junta General aprobó ayer una proposición no de ley para pedir al Gobierno asturiano a que use todos los medios que tiene a su alcance para garantizar a la Universidad de Oviedo su "derecho fundamental a la autonomía" frente a "los ataques y los intentos de deslegitimación" del equipo de gobierno del Ayuntamiento ovetense. La iniciativa contó con el respaldo del PSOE, Podemos, Foro e IU, mientras que el PP, Ciudadanos y Vox votaron en contra. La proposición llega después de que el alcalde carbayón, Alfredo Canteli, cuestionara los nuevos planes para trasladar las facultades de Llamaquique con dirección a los terrenos del antiguo HUCA, impulsados por la institución académica y denunciara la sombra del Principado detrás.

Más al detalle, la proposición reclama al Gobierno que facilite la ejecución de las decisiones que, en el ámbito de sus competencias, tome la institución docente a través de sus distintos órganos de gobierno y participación democráticamente elegidos. Y apostilla: "También a los que se refieran a la ubicación de sus distintas facultades y escuelas universitarias". Asimismo, pide al Gobierno de Barbón que exija a todas las instituciones y organismos públicos, y "más allá de la expresión de legítimas discrepancias, que mantengan el respeto debido a la Universidad de Oviedo y sus distintos órganos de gobierno y participación".

En defensa de la iniciativa salió la portavoz de IU, Ángela Vallina, que consideró "intolerables" las declaraciones del alcalde de Oviedo de no facilitar los cambios urbanísticos para el traslado de facultades en el caso de que Minas se vaya a Mieres. Mientras que el portavoz del PSOE, Alfonso Albadalejo, defendió la autonomía universitaria "en la gestión y administración de sus propios recursos".

Sin embargo, la visión era diferente desde el PP, que aseguró que la intención de la proposición no es hablar de autonomía, sino que fue elaborada para criticar al regidor ovetense y tener "más presencia mediática" en la capital, según el diputado Pablo Álvarez Pire. En una línea muy similar, el diputado de Ciudadanos Luis Fanjul puso en duda que la verdadera intención de Vallina (impulsora de la proposición) sea la de defender la autonomía universitaria, sino hacer "oposición". El diputado de Podemos Ricardo Menéndez Salmón fue muy crítico con el regidor ovetense y se refirió a su "doble dislate: por un lado su discurso clasista y por otro el suponer que el criterio de un regidor cualquiera puede permanecer por encima del de una Universidad". Foro mostró su apoyo a la propuesta y su portavoz, Adrián Pumares, aludió al respeto y la lealtad institucional como algo básico y que parece obvio pero que no siempre lo es. Por su parte, Vox dijo que se reserva su derecho a discrepar con algunas decisiones que adopte la Universidad y asegura que la decisión del traslado de Minas contraviene los intereses de Oviedo.

La Universidad busca soluciones a la gestión de la residencia de San Gregorio


La Universidad de Oviedo y la dirección del Colegio San Gregorio buscarán "soluciones" ante los incumplimientos de la empresa adjudicataria de la explotación del servicio que denunciaron medio centenar de estudiantes. Los residentes reclaman, entre otras cosas, que el personal de cocina está muy mermado en número, no se cumple con los ratios que recogen los documentos de la concesión del servicio; que la cafetería tiene unos horarios muy restringidos; además de una serie de deficiencias en el servicio de limpieza también porque no cuentan con el personal suficiente para llegar a todos los residentes. La reacción no se hizo esperar. El Vicerrectorado de Estudiantes y la dirección del Colegio San Gregorio aseguraron que "están buscando solucionar las posibles incomodidades, creadas por incumplimientos de la empresa adjudicataria que, en cualquier caso, no afectan sustancialmente a la vida de los colegiales". Y señalaron: "Es necesario insistir en que los incumplimientos son responsabilidad de la empresa adjudicataria y ajenos a la Universidad. En todo caso, en cuanto se ha tenido conocimiento de los hechos, el Vicerrectorado y la dirección colegial están buscando soluciones a un problema complejo". Según la versión de los estudiantes, que han canalizado sus quejas a través del registro de la Universidad, "este año las condiciones han empeorado, la calidad de los servicios es baja". Y reclamaron a la institución académica que actúe.

Compartir el artículo

stats