Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El músculo azul del Alcorcón

El ovetense Carlos Fueyo, socio azul, es el fisio de los alfareros y le dio buenas referencias a Sangalli sobre el Oviedo

Carlos Fueyo, a la izquierda, entre Ernesto, ex del Oviedo, y el Doctor Fabio Jiménez.

Carlos Fueyo, a la izquierda, entre Ernesto, ex del Oviedo, y el Doctor Fabio Jiménez. LA LIGA

Un fisio ocupa un lugar primordial en un equipo de fútbol. Muchas veces es una especie de confesor de jugadores. Donde acuden los protagonistas en momentos de bajón. Tantas horas en una camilla por una lesión es lo que tiene, que da tiempo a hablar de todo y de todos.

Lo dice el ovetense Carlos Álvarez Fueyo (1989), fisio del Alcorcón desde hace tres años y oviedista desde que tiene uso de razón. "Soy socio desde 1995, pero mi abuelo (Tino Álvarez, conocido periodista deportivo asturiano fallecido en 2015) me llevaba a los entrenamientos de pequeño y me colaba en la tribuna de prensa en los partidos del viejo Carlos Tartiere. Él me hizo del Oviedo". Fueyo, como tantos otros jóvenes lejos de Asturias vive su oviedismo a la distancia. En la capital de España lleva ya 13 años. Amante del fútbol, estudió Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y Fisioterapia y al acabar le ofrecieron hacer prácticas en el Rayo Vallecano o en el Getafe. No lo dudó y optó por Vallecas. "Me llamaba más la atención, empecé de prácticas y continué como responsable de fisioteraria de la cantera".

Ahí, en Vallecas, empezó a foguear su salto definitivo a la primera plantilla de un club de la Liga profesional. El médico asturiano Andrés Fernández lo llamó en 2017 y lo reclutó para el Alcorcón, en Segunda División. "El cambio se nota muchísimo. Sobre todo, a nivel de cuidados, las comidas los descansos... Es otro mundo".

Fueyo es prácticamente el jugador número doce de la plantilla. Con el que siempre pueden contar los futbolistas. Y, a su manera ha hecho una "pequeña" colonia oviedista en Alcorcón. Lo supo bien Marco Sangalli, ex del Alcorcón, que a su llegada a Oviedo destacó las buenas referencias que le había dado Fueyo. "Tengo muy buena relación, siempre hablamos del Oviedo porque se da la casualidad de que en los últimos años hay un gran trasvase de jugadores al Alcorcón: David Fernández, Borja Domínguez, Pereira, Boateng, Ernesto...", recalca.

El vasco le pidió consejo al salir del club al acabar el verano. "Cuando Sangalli terminó contrato aquí tenía claro a donde se iba a ir y yo le di referencias. No me sorprende lo que está haciendo en Oviedo, le dije que sería un jugador de los que gustan: luchador y que no para de atacar y defender". Fueyo estará el sábado en el Tartiere sentando en el banquillo del Alcorcón. "¿Corazón dividido? Lo primero soy profesional, y si el Oviedo nos gana nos mete a nosotros en la pomada del descenso. A ver si sacamos algo", dice seguro.

Lo que no descarta Fueyo -admite que le gustaría- sería volver a Asturias. "Regresar a Oviedo y probar a trabajar en el equipo de mi ciudad sería un sueño".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats