Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así de cerca estuvo Mula de fichar por el Oviedo: México paralizó la operación

Los azules también preguntaron en verano por Sekou, ariete de los madrileños, que lleva cinco goles

Mula, con el Málaga. En el círculo, Sekou tras anotar un gol. | OPM / C. F. F.

Mula, con el Málaga. En el círculo, Sekou tras anotar un gol. | OPM / C. F. F.

Hace poco más un año, un recién llegado Francesc Arnau andaba intentando poner orden en la plantilla del Oviedo mientras buscaba casa en la ciudad. Javi Rozada todavía era el entrenador por aquel entonces. Era diciembre, la antesala de un mercado de invierno que se planteaba clave para salvar

Fuenlabrada Sekou

Hace poco más un año, un recién llegado Francesc Arnau andaba intentando poner orden en la plantilla del Oviedo mientras buscaba casa en la ciudad. Javi Rozada todavía era el entrenador por aquel entonces. Era diciembre, la antesala de un mercado de invierno que se planteaba clave para salvar la categoría. Había ofrecimientos de jugadores casi a diario y un difícil encaje de bolillos que hacer para cuadrar las cuentas. Entre medias se coló el nombre de Álex Mula, extremo del Fuenlabrada, en ese momento en el Málaga. Arnau no dudó y se lanzó a por su fichaje. Era una de las prioridades. No pudo ser.

Tampoco pudo ser el pasado verano el delantero Sekou Gassama. No hubo un interés del Oviedo tan fuerte como el que sí existió por Mula, pero el club preguntó por él al Valladolid, propietario de sus derechos. Hoy, los dos jugadores defienden la elástica del Fuenlabrada que visita esta noche al Tartiere (20.30 horas, Tartiere). El destino de fútbol los llevó a ambos al sur de Madrid, aunque bien pudieron haber acabado en Oviedo. Las circunstancias, definitorias en el fútbol, acabaron cayendo del lado madrileño. Y fueron las siguientes.

Con Mula, Arnau chocó contra el frontón de un ex y también contra la negativa de México. Visto en perspectiva, el interés del catalán en el extremo se entendía. Mula es joven, 24 años, y rápido. Dos cualidades que se valoran mucho en la actual dirección deportiva. Y Arnau lo conocía bien de su etapa en el Málaga. Además, el catalán no tenía ficha con el club andaluz, que excedía el tope salarial. Todo estaba a favor para su llegada. El jugador veía bien la opción y las conversaciones del Oviedo con su agente iban encarriladas. La operación estaba a punto de caramelo. El Málaga puso alguna traba (exigió un porcentaje de cesión), aunque era asumible para el Oviedo.

Fue entonces cuando Carso, que supervisa todas las operaciones, aunque da mucha autonomía a Arnau, enfrió el asunto. México pidió más tiempo para evaluar la parte económica y Mula, nervioso tras tanto tiempo inactivo, no quiso esperar. El Alcorcón apareció en escena y se hizo con sus servicios como cedido hasta final de temporada. Finalizado el curso, el Oviedo y Mula tuvieron algún contacto, pero no tan intenso como en verano. El Fuenlabrada no dudó, fichó a Mula y le ató con cuatro años de contrato en tiempos del covid. Ahora el catalán es el dueño de la banda derecha del equipo de Sandoval.

Mula le pone centros a Sekou Gassama, que lleva cinco goles e intentará ampliar hoy su registro en el Tartiere. El senegalés no estuvo tan cerca de ser azul como Mula, pero sí rondó la órbita del club oviedista el pasado verano. Fue objeto de deseo de varios equipos de Segunda División. El Oviedo guarda unas excelentes relaciones con el Valladolid, propietario de Sekou (véase la cesión de Luismi) y preguntó por él. Hubiese venido como anillo al dedo, aunque la operación se le iba al Oviedo del estrecho presupuesto. Leschuk acabó siendo el elegido y Sekou, de 25 años, repitió cesión con el Fuenlabrada. Hoy ambos futbolistas buscarán la conquista del Tartiere, el estadio que bien pudo ser el suyo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats