Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Real Oviedo: Borja Valle vale por dos

El Oviedo entiende que el berciano cubriría las salidas de Mujica y Cedric, por lo que no busca más atacantes | Los azules solo pueden reforzar algún área si liberan masa salarial

Borja Valle

Borja Valle

La calculadora vuelve a presidir la mesa de operaciones de la dirección deportiva del Real Oviedo otra ventana de fichajes más. Se trata de sumar y restar, buscar espacio salarial y, con margen suficiente, lanzarse a por las oportunidades que ronden por el mercado. Que en su versión invernal no

Otra cosa es que a los dos jugadores citados se uniera alguna otra salida. Entonces, el club sí se plantearía reforzar la plantilla. Si Brazão encontrara otro destino, cosa que cada vez parece menos probable, el Oviedo debería cerrar un portero. Si Aburjania da luz verde a algún pretendiente, los azules buscarían un pivote.

En la toma de decisiones, influye el aspecto económico, con la Liga como vigilante de cada movimiento. Precisamente una circular de la patronal a comienzos de diciembre amenazó con variar el rumbo de los planes de la dirección deportiva azul. La nueva directriz decía que los ingresos por abonados y taquillas pasasen a contabilizar cero, salvo aquellos que se pudieran acreditar y no fueran reembolsables. Un varapalo para el Oviedo que, de un plumazo, vio como los cerca de 400.000 euros que se había dejado sin gastar en verano peligraban.

Todo dependía en última instancia de la negociación con los hombres de Tebas. Tras varias conversaciones, el Oviedo logró salvar cerca de la mitad de la cantidad que inicialmente había previsto. Y ese dinero fue casi íntegro al contrato de Borja Valle, único fichaje hasta la fecha del mercado de invierno.

Ahora, el Oviedo tiene dos dificultades para contratar más hombres en invierno. El primero, que tiene las 25 fichas ocupadas. El segundo, que está con el tope agotado, sin margen. Las dos condiciones conducen al mismo punto: antes de fichar alguien tiene que salir. Hay que liberar ficha y sueldo para poder operar.

Las probables marchas de Mujica y Cedric dejarían dos huecos en la plantilla pero no supondrían un gran avance desde el punto de vista económico. Los dos futbolistas juegan en Oviedo con unas condiciones similares: Leeds United y Atlético de Madrid, clubes que los han cedido en el club azul, soportan la mayoría de sus salarios. De marcharse, el Oviedo no liberaría una masa salarial importante.

Todas las condiciones comentadas llevan a la conclusión de que no sería necesario otro fichaje para el frente ofensivo. Por la escasa capacidad económica que se tendría para un puesto especialmente caro y por la confianza que hay depositada en Borja Valle.

El berciano puede moverse por todo el frente de ataque, y podría encajar como segundo punta (posición natural de Mujica) o en la izquierda (hábitat de Cedric). Independientemente de la aportación de Valle, el Oviedo trabaja para liberar espacio en el ataque. También porque el entrenador prefiere no contar con un exceso de efectivos y acumular jugadores sin protagonismo, con el peligro de que se dejen llevar y rompan la buena dinámica del grupo.

El interés de Las Palmas por Mujica, aunque es una operación con problemas económicos para el conjunto insular, hace que el club canario se convierta en su primera opción. Su salida se da por segura. Con Cedric es un deseo del futbolista que, al poco protagonismo ve ahora que se suma la llegada de más competencia.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats