DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Oviedo y el Ayuntamiento llegan a un acuerdo para instalar ocho lámparas de luz que mejoren el césped

La Liga, que multa al club por el verde, advierte: "Tienen un problema y lo deben solucionar"

Las cuatro lámparas de calor del Tartiere, a pleno rendimiento.

Las cuatro lámparas de calor del Tartiere, a pleno rendimiento.

El estadio municipal Carlos Tartiere contará de forma inminente con ocho nuevas lámparas de calor para intensificar el cuidado de su deteriorado césped y evitar que la Liga de Fútbol Profesional (LFP) imponga nuevas sanciones al club por el mal estado que presenta el terreno de juego en las retransmisiones televisivas.

Tras alcanzar un acuerdo con el Ayuntamiento, la entidad azul va a asumir el alquiler de esos nuevos ocho dispositivos y el Consistorio se encargará de abonar la factura por el incremento del consumo respecto a las cuatro lámparas que ya están operativas en el Carlos Tartiere desde el mes de noviembre de 2019. “El club tiene un problema con el césped del estadio y lo debería solucionar”, precisaron ayer mismo fuentes oficiales de la Liga, que no quisieron profundizar más en el asunto.

El mal estado del terreno de juego del Tartiere es un handicap que arrastra el Oviedo desde la inauguración del estadio hace dos décadas y que no se ha conseguido superar ni con el cambio de césped que se llevó a cabo en el verano de 2019. Tras haber aguantado bien los compases iniciales, los primeros problemas con el verde en la presente temporada se registraron en el partido contra el Tenerife y fueron a más en el choque contra el Mallorca, ya en 2021.

Como consecuencia, la patronal presidida por Javier Tebas impuso una sanción al club en aplicación del reglamento de retransmisiones televisivas, que obliga a mantener en buen estado la superficie del campo en cuestiones tales como el drenaje, la altura, el color y el corte del césped. Las sanciones de la LFP se sitúan en el entorno de los 800 euros.

La instalación de las lámparas podría hacerse efectiva a finales de esta semana, pero, de ser así, difícilmente podrán mejorar el estado del terreno de cara al partido ante el Albacete del sábado a las cuatro, sobre todo si sigue lloviendo. El Oviedo se expone de nuevo a ser multado por la Liga, que podría adoptar medidas más severas en el caso de que el club no ponga los medios necesarios para tratar de revertir la situación.

El acuerdo para instalar las nuevas lámparas fue confirmado ayer a LA NUEVA ESPAÑA por el concejal Gerardo Antuña (PP), quien destacó la “buena sintonía” entre el Ayuntamiento y el club para mejorar el estado del césped, labor que, según reconoce, no resulta sencilla por “la falta de luz” que afecta a parte del estadio.

Gerardo Antuña, acompañado por el también edil popular Mario Arias Navia, mantuvo un encuentro este último fin de semana con David Alonso Mata, gerente del Real Oviedo, para tratar de buscar soluciones urgentes al estado del césped. La primera medida pasa por el alquiler de las ocho nuevas lámparas.

Compartir el artículo

stats