Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Oviedo prepara el partido del Lugo con Grippo entre algodones

El equipo se entrenó ayer sin el suizo por “precaución” y con Arribas de baja

Grippo, en el suelo, junto a Obeng, el pasado sábado en Cartagena. | LOF

Grippo, en el suelo, junto a Obeng, el pasado sábado en Cartagena. | LOF

Conjurado para iniciar la remontada ante el Lugo en el Carlos Tartiere, el Oviedo comenzó ayer la preparación del partido del lunes (21.00 horas) con una preocupante ausencia en defensa. Grippo no se ejercitó con el resto de sus compañeros por “precaución”, según los portavoces del club. Se espera que el suizo pueda estar disponible para el choque ante los gallegos. Su baja sería especialmente sensible, habida cuenta de que Alejandro Arribas sigue recuperándose de la lesión muscular que se produjo en Las Gaunas. Todavía le faltan un par de semanas para ponerse a disposición de Ziganda.

En el caso de que Grippo no pueda ser de la partida, la pareja de centrales ante el Lugo sería la integrada por Christian, que es el defensa azul con más minutos en liga pese a que no partía con la vitola de titular, y Carlos Hernández, que ha perdido protagonismo desde que se lesionó al final de la primera parte del partido contra el Almería. En todo caso, el cántabro y el jienense compartieron titularidad en el eje de la zaga durante el mejor mes del equipo en lo que va de campaña. Con ellos, los azules enlazaron una victoria por un gol a dos ante la U D Las Palmas, golearon por cuatro a cero al Castellón en el Tartiere, firmaron un nuevo triunfo a domicilio en Zaragoza por uno a dos, y empataron a uno en casa ante el Fuenlabrada. La marca quedó establecida en diez puntos de doce posibles.

En caso de que Grippo pueda jugar, Ziganda podría repetir la pareja de centrales del pasado sábado en el estadio de Cartagonova, integrada por el suizo y Christian. En todo caso, el Cuco no ha consolidado una dupla titular y podría optar por alguna variación en busca de una mayor seguridad defensiva ante los lucenses.

En la sesión de trabajo de ayer en El Requexón estuvo presente el representante del grupo Carso en el Real Oviedo, un Federico González que está arropando especialmente a la plantilla en esta mala racha. Con Bingen Arostegui todavía al frente, el cuerpo técnico programó una sesión en la que los jugadores del primer equipo llevaron a cabo distintos ejercicios con balón, finalizando con varios partidillos en espacio reducidos.

Fue la primera sesión de una semana “larga”, ya que el Oviedo jugó el sábado a las cuatro de la tarde en Cartagena y no volverá a hacerlo hasta el lunes a las 21.00 horas en el Carlos Tartiere. Los futbolistas están citados a las diez y media de esta mañana para completar un nuevo entrenamiento. El jueves será jornada de descanso y los azules volverán a trabajar en su ciudad deportiva de viernes, sábado y domingo.

El Lugo que visitará el Tartiere está firmando unos números estratosféricos en su feudo del Anxo Carro, donde lleva nueve jornadas invicto. El pasado lunes logró un meritorio empate ante el Espanyol que bien pudo ser una victoria, ya que los gallegos se adelantaron en el marcador en el minuto 9 por mediación de Campadabal y Raúl de Tomás no fue capaz de igualar hasta la fase final del choque. La cruz de este Lugo intratable como local es su trayectoria de visitante. El equipo rojiblanco no gana fuera de casa desde finales de octubre, cuando se impuso por dos goles a tres al Logroñés en Las Gaunas, con lo que acuden al Tartiere con el objetivo de acabar con esa racha negativa.

El Lugo marcha en el décimo lugar de la clasificación con 32 puntos, cuatro más de los que tiene el Oviedo en su cuenta. Está a ocho del play-off de ascenso y mantiene la misma distancia respecto a los puestos de descenso.

El partido de la primera vuelta entre el Lugo y el Oviedo en el Anxo Carro concluyó con empate a cero goles. La ocasión más clara de los de Ziganda corrió a cargo de Cedric Teguía, ahora ya en las filas del Albacete, que a punto estuvo de colar un disparo lateral por toda la escuadra de la meta defendida por Cantero.

Los oviedistas tendrán que estar especialmente atentos la noche del lunes a Manu Barreiro y Hugo Rama, que son los futbolistas más peligrosos del equipo dirigido por Mehdi Nafti. El primero de ellos ha logrado ya seis tantos en lo que va de campaña, mientras que el segundo ha conseguido perforar la portería contraria en otras cuatro ocasiones.

Compartir el artículo

stats