Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ziganda cambia más que nunca: la nueva versión del entrenador del Oviedo

El técnico azul se acostumbra a agotar las cinco sustituciones en el inicio de Liga, algo que no era habitual la pasada campaña

Ziganda, en el Tartiere esta temporada. | Irma Collín

Podría parecer una percepción del aficionado de a pie, pero se contrasta poniendo los números encima de la mesa: al entrenador del Oviedo parece gustarle la plantilla actual. Al menos, más que la del año pasado. Lo de Ibiza el pasado sábado en Can Misses (1-1) no pareció casualidad. El técnico azul agitó el equipo, agotó los cinco cambios posibles antes del minuto 70 y el equipo reaccionó con resultado en contra y empató el partido gracias al gol de Brugman. Al final pudo incluso ganar en lo que acabó como un punto de fondo de armario.

Y es que los números en los cinco partidos que van de campaña indican que el Cuco tira más de los menos habituales que el año pasado. El entrenador navarro ha agotado todos los cambios disponibles en tres partidos: derrota ante el Almería (2-1), victoria ante el Huesca (1-2) y empate ante el Ibiza (1-1). No es habitual que Ziganda, habitualmente conservador con las sustituciones, opte por agotar sus opciones desde que es entrenador del Oviedo y se puede cambiar a cinco jugadores.

El curso pasado lo hizo únicamente en doce ocasiones de 42 posibles, lo que constituye el 28% de las veces que tuvo la posibilidad. Hace dos, desde que se cambió la normal, apostó por ello en 3 ocasiones de 11 partidos. En esta campaña, con una plantilla renovada y posiciones dobladas en casi todos los puestos, el Cuco parece decidido a agotar sus recursos. Hace un año, hombres como Aburjania, Mújica o Cedric tuvieron que hacer las maletas antes de tiempo por la falta de oportunidades y, al menos de momento, mientras se espera por Pombo y Carlos Isaac, la situación parece bien distinta. En el club, de forma interna, se aplaude que Ziganda tire de los recursos disponibles, aunque todavía haya apuestas importantes que buscan su sitio en el equipo, como Matheus o Montiel.

El Cuco, mientras tanto, empezará ya a preparar el siguiente partido de Liga, ante el Girona el domingo en el Tartiere (18.15 horas) pendiente de Luismi, que se retiró lesionado ante el Ibiza y podría perderse el partido. El club está pendiente de las pruebas médicas para conocer el alcance de las molestias. De no llegar a tiempo, Brugman es el mejor situado para ser titular. La otra opción, con menos posibilidades, es la de Javi Mier, que empezó como titular y ahora está aportando desde el banquillo. Las dos posibilidades para suplir a un hombre importante en los esquemas como Luismi (un hombre de la casa de total confianza para el Cuco como Mier y un fichaje como Brugman) demuestran lo que piensa el técnico: este año hay fondo de armario.

Compartir el artículo

stats