Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La obra para los nuevos accesos a la Pola, ya en marcha, estará lista en primavera de 2022

El proyecto, uno de los más relevantes del mandato en la capital sierense, permitirá integrar la zona de La Isla con el resto del núcleo urbano

Máquinas y materiales de obra, en la zona en la que se han iniciado los trabajos. | P. T.

Máquinas y materiales de obra, en la zona en la que se han iniciado los trabajos. | P. T.

La obra para la construcción de los nuevos accesos a la Pola estará lista la próxima primavera, plazo que maneja el Ayuntamiento de Siero para la conclusión de un proyecto que no solo modificará la fisonomía de la entrada a la capital del concejo sino que integrará la zona de La Isla con el resto del núcleo urbano tras casi medio siglo de separación por la barrera de la carretera Nacional 634. Los primeros trabajos en el área que se verá afectada son ya visibles estos días, en los que la piqueta ha empezado a levantar el asfalto en las calles y las palas han iniciado el movimiento de tierras.

Un operario, conversando con una vecina, en una de las calles con el acceso cortado por las obras. | P. T.

El proyecto es uno de los más relevantes del mandato en la Pola. Cuenta con una elevada dotación económica –1.263.639,11 euros –, pero, sobre todo, se le concede especial importancia por todo lo que implicará desde el punto de vista de la integración y conexión de todas las áreas del núcleo urbano de la capital, así como la mejora y ordenación de los flujos de tráfico hacia las localidades próximas a ella. El plan lleva por nombre “Obras de mejora de la accesibilidad e implantación de carril bici en los accesos a Pola de Siero, desde la glorieta de Ullaga hasta la intersección con la calle Marquesa de Canillejas” e, incluirá, como ya plantea su propia denominación, tramos de ruta ciclable.

El diseño prevé el desarrollo de una nueva glorieta que dará acceso a la calle Ramón y Cajal y a la zona de La Isla a través de la calle Molín, solventando la división creada en 1976, cuando se trazó la nueva carretera Nacional 634. Con la iniciativa se busca comunicar todo el extremo oeste de la villa.

Este nuevo acceso supondrá la división de la calle Molín en tres carriles hasta su intersección con La Isla, de forma que dos de ellos serán el acceso y la salida a la nueva glorieta. Un tercero, con dirección única, comunicará la salida de La Isla con la calle Molín.

El proyecto se marca también como objetivo dar continuidad a la carretera de Valdesoto y mejorar la comunicación con el centro de salud de la Pola y la comisaría de Policía Nacional, ubicados en la misma zona.

Asimismo, se prevé también la mejora del acceso y la salida a la calle Ramón y Cajal, con un amplio carril de entrada y dos de salida, uno directo a la glorieta y otro de salida directa a la Nacional 634 en dirección a Oviedo.

La obra se completa con la renovación del trazado desde la glorieta de Ullaga hasta la glorieta situada en el cruce con la calle Marquesa de Canillejas. Se mantendrán los dos carriles de 3,5 metros de ancho, se transformarán los arcenes actuales en dos aceras para el tráfico peatonal y se crearán dos carriles bici pegados a la acera. Para salvar el talud que separa la carretera Nacional de la calle Alfonso Iglesias, se creará un acceso peatonal con semáforo.

Compartir el artículo

stats