Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bronca entre gobierno y oposición de Siero por la reducción de las comisiones

PP, IU, Somos, Vox y Cs achacan al PSOE un “ataque a la democracia” | Los socialistas replican que las acusaciones son “cuestión de dinero”

La Corporación municipal de Siero, durante la sesión de hoy. | A. I.

Largo y bronco Pleno municipal el celebrado hoy en el Ayuntamiento de Siero, con la reducción de las comisiones informativas como protagonista principal. La sesión duró casi cuatro horas y una de ellas la ocupó por completo la bronca entre la mayoría de los partidos de la oposición y el PSOE, que ha decidido que las comisiones se celebren una vez al mes y no dos como hasta ahora. Defendieron PP, IU, Somos, Vox y Ciudadanos (Cs) que se trata de un “ataque a la democracia”, mientras que, ante la baja médica de Ángel García, el alcalde en funciones, Alberto Pajares, apuntó que el enfado es porque, al hacer menos comisiones, se cobrará menos: “Es un tema retributivo”, aseguró.

En la sesión plenaria también se aprobó hacer un examen psicosocial a la plantilla municipal, instar a Sogepsa a desarrollar una zona deportiva en El Bayu y solicitar que se tomen medidas reductoras del ruido al paso de la “Y” por Lugones y La Fresneda.

El primer tema que abordó la Corporación fue el de las comisiones. Ciudadanos presentó una enmienda, pidiendo que si los concejales de gobierno “trabajaban menos” al reducirse las comisiones, también deberían bajarse el sueldo. La propuesta no se aceptó y lo que sí salió aprobado fue que las comisiones informativas pasen a ser mensuales, con la posibilidad de convocar “las extraordinarias que hagan falta”.

La oposición se mostró francamente molesta por esta decisión. Patricia Martín, de Cs, aseguró que se estaba “hurtando la democracia”, Javier Pintado, portavoz de Somos, subrayó que en las comisiones “las preguntas que hacemos quedan sin responder”. Hugo Nava y Edgar Cosía, de PP e IU, respectivamente, lamentaron que “los vecinos pierdan voz, porque podremos trasladar menos las problemáticas que nos hacen llegar”. Pajares descarta que el enfado de las formaciones de la oposición se deba, realmente, a los motivos citados. “Esto es un tema meramente retributivo. Ustedes tenían la posibilidad de liberar un concejal cada uno. Yo me he liberado porque me han votado los vecinos, tengo un sueldo y paso aquí ocho o diez horas al día”, concluyó el Alcalde en funciones, que defendió que no hay contenidos para hacer tantas comisiones.

Si este punto del día salió aprobado solo con los votos del PSOE, PVF y Foro, el siguiente consiguió el apoyo de todos, menos el de Ciudadanos, que se abstuvo. En concreto, se trataba de la modificación de la ordenanza para cobrar a las eléctricas por el uso de suelo público.

También salió adelante el plan municipal de carreteras, aunque entre algunas críticas. El PP celebró que se incluyeran algunas de las actuaciones que había solicitado, pero, al igual que IU, Somos y Ciudadanos, echó en falta algunos proyectos que considera prioritarios. Por su parte, Mapi Madrid, edil de Cs, pidió que se de marcha atrás con el carril bici de la calle Conde Santa Bárbara, ya que pasa por delante de los domicilios de varios vecinos.

El apartado de mociones estuvo muy nutrido. Se aprobó la presentada por el PP para hacer un examen psicosocial de la plantilla municipal y ver el estado en el que se encuentra, “dada toda la problemática ocurrida en el Ayuntamiento, especialmente en el seno de la policía”.

IU también consiguió sacar adelante la suya, que se centraba en instar a Sogepsa a reactivar el proyecto de una gran área deportiva en las proximidades de El Bayu. Lo hizo sin el apoyo del PSOE

Ciudadanos también sacó su petición de medidas correctoras del ruido de la autovía en Lugones y La Fresneda. Vox fracasó con la iniciativa del mercado en la plaza del Paraguas.

Ciudadanos pide libertad para prostituirse y enfada a Somos

La moción relativa a la eliminación de la violencia contra las mujeres, presentada por el PSOE, derivó en enfrentamiento dialéctico a cuenta de la prostitución. La portavoz de Ciudadanos, Patricia Martín, criticó la postura abolicionista de la moción socialista, defendiendo que las mujeres y hombres que “decidan en libertad” dedicarse “profesionalmente a la prostitución” puedan hacerlo. Además, afeó que “tengamos libertad para abortar, pero no para qué hacer con nuestro cuerpo”. Vox también se mostró contrario a la moción porque considera que “ese discurso feminista se olvida de una parte de población que también es víctima, los hombres”. Patricia Serna, de Somos, criticó a Vox y se sorprendió con la concejala de Ciudadanos: “Cuándo eran ustedes pequeñas, supongo que les preguntarían, qué quiere usted ser de mayor. Les animo a que, si alguna dijo, que me conteste que dudó entre enfermera, bombero y prostituta”, espetó, animando además a “dar a vuestras hijas la libertad de decidir entre ser médico o prostituta”.

Compartir el artículo

stats