Suscríbete

La Nueva España de Siero

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Siero descarta recortes en el Patronato Deportivo pese a que perdió 2.614 socios

“Intentaremos no incurrir en más gastos y gestionar”, afirma Ángel García sobre un servicio que cuesta 3,2 millones al año al Ayuntamiento

El director del patronato, Virginio Ramírez, y la edil Aida Nuño, en la piscina de Lugones. | A. I.

Segundo “año negro” para el Patronato Deportivo Municipal de Siero. 2021 se cerró con la pérdida de 2.614 abonados en relación a 2019, ejercicio previo a la pandemia. Esto significa que la entidad tiene hoy un 28% menos de socios que antes de la aparición del coronavirus. En concreto, se ha pasado de 9.188 a 6.574 asociados. “Son malos datos. Las cifras hablan por sí solas”, apuntó ayer el alcalde de Siero, Ángel García (PSOE), quien reconoció la necesidad de incrementar los fondos municipales para mantener la actividad del patronato deportivo.

En concreto, las transferencias al patronato en los últimos presupuestos alcanzaron las 3,26 millones de euros. Se trata de una cifra que ha ido creciendo en los últimos diez años, ya que en 2011 era de 1,9 millones de euros. Es decir, según confirmó el Alcalde, el incremento ha sido del 71,6 por ciento en la última década.

La pandemia es una de las grandes causantes de la pérdida de abonados del patronato. “Todo influye. También la dispersión geográfica del concejo. Hemos perdido a muchos socios, pero los costes se mantienen fijos”, indicó Jesús Abad, concejal de Deportes. Esos gastos implican el mantenimiento de 36 instalaciones, así como el salario de los empleados, que este año, por convenio, ha subido. “Lo más deficitario son las piscinas”, señaló el edil del ramo.

No obstante, sobre la mesa no está el cese de actividad del patronato y, a corto plazo, tampoco se plantea ninguna medida drástica, “salvo que la oposición presente un proyecto interesante”, subrayó García. “Intentaremos no incurrir en más gastos, gestionar lo que hay y captar nuevos socios”, añadió el regidor sierense.

Sobre las opciones para subsanar el problema que se pusieron sobre la mesa el pasado mes de octubre en un estudio externo de viabilidad, de momento no se adoptará ninguna. Se planteó el cierre de centros con menos socios, reducir el personal, subir precios o externalizar el servicio. Sin embargo, según afirmó ayer el Regidor, no se optará por ninguna de esas vías.

Compartir el artículo

stats