Suscríbete

La Nueva España de Siero

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Siero valora la posibilidad de hacerse con La Sobatiella a través de una permuta

El gobierno local, que quiere asegurar la continuidad de la parcela para la fiesta del Carmín, tampoco descarta una recalificación del suelo

García, a la derecha, ayer, con unos vecinos. | A. S.

El gobierno sierense lo tiene claro. Se hará con el prao de La Sobatiella o con los terrenos anexos para asegurar la pervivencia de la romería de El Carmín. Eso sí, la fórmula de la adquisición del terreno no está tan clara y se valora principalmente la opción de hacer una permuta con la propiedad o, incluso, utilizar las fórmulas urbanísticas a las que da pie la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para que ese suelo acabe en manos municipales.

Así lo indicó ayer el alcalde, el socialista Ángel García, a preguntas de este periódico. El primer edil reafirmó ayer sus intenciones de hacerse con ese prao “o si no con alguno de los adyacentes”, para asegurar “que El Carmín tenga un emplazamiento para siempre”.

El alcalde lleva unos días valorando opciones para garantizar la continuidad de una ubicación para la fiesta después de que LA NUEVA ESPAÑA adelantara que el terreno estaba en venta.

La adquisición directa de la propiedad está sobre la mesa, pero también otras dos opciones, que pueden cobrar fuerza frente al desembolso económico. Por un lado, la posibilidad de permutar esa parcela a la propiedad por otra en la que se pudiera construir un número mayor de viviendas, de manera que salgan beneficiados con el trueque.

Por otro, cabe la opción más radical de recurrir a las opciones que ofrece la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que está en marcha. “Podríamos hasta declararlo suelo rústico, que no se pudiera construir y fuera una zona verde”, subrayaba ayer García.

En materia de plazos lo más rápido podría ser la permuta. La adquisición obligaría a plantearse el uso de algún dinero del remanente, si es que cabe esa opción una vez se cierren las cuentas del ejercicio, a hacer una modificación de crédito quitando el dinero de otra partida o aplazarlo al próximo año con un nuevo presupuesto.

En cualquier caso, no preocupa la celebración de la romería este año, pues según recordaba García en los últimos días, el prao de La Sobatiella ya estuvo en venta con anterioridad.

Compartir el artículo

stats