Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Chino El Indio Texano

El cultureta bienqueda

¿Que cómo está la escena cultural por aquí en estos tiempos? Es muy fácil de explicar. 

Cojo mi agenda de sitios donde organizar conciertos. Llamo a uno. Nada. Llamo a otro. Nada. Lamo a otro... ¡Milagro! ¡Tengo un bolo! Sigo llamando. Nada.

Ya llevamos más de un año en esta "película de zombies" y el sector cultural está siendo uno de los grandes afectados por la pandemia. Pero... ¿Alguien hace algo?

Sal a la calle y pregúntales a los viandantes si echan de menos los conciertos o cualquier tipo de espectáculo cultural. La inmensa mayoría pondrán cara de pena y responderán con una empatía extrema hacia los artistas pero esperarán que sea otra persona quien venga a cambiar esta situación.

Claro que los colectivos de músicos, dueños de salas/bares y técnicos estamos luchando por la vuelta al ruedo de nuestros oficios pero necesitamos el apoyo del resto de la gente. ¿Por qué? Porque prácticamente todos los seres que conformamos esta sociedad escuchamos música, vemos películas o leemos libros cuando nos apetece relajarnos.

Puede que el futuro esté caminando hacia un modelo de sociedad donde estos eventos estén pasados de moda y las redes sociales sean el nuevo escenario, pero prefiero negarme a creerlo. No me gusta el individualismo que generan estas herramientas, mientras nos hacen sentirnos acompañados.

Mi hábitat natural es el escenario, el festival. Mi medio es ese lugar donde danzar junto a un gran grupo de gente desconocida que respira decibelios y se aleja de las preocupaciones del día a día por un momento. Por eso, defenderé con uñas y dientes esta forma de vida que lleva con nosotros desde tiempos prehistóricos. Desde aquellos tiempos en los que los padres de nuestros padres bailaban en cuevas alrededor del fuego.

Ya está bien de ir de culturetas por quedar bien. El arte debe volver a la calle. Se han hecho experimentos que prueban que es posible mantener la cultura en activo de forma segura. Es hora de actuar y cambiar esta situación. Los discursos derrotistas no conducen a nada y, como dijo Joe Strummer: "el futuro no está escrito".

Compartir el artículo

stats