21 de julio de 2009
21.07.2009
 
Sida, infección y contagio

Unos 35.000 españoles que portan el virus del sida no saben que están infectados

La Coordinadora Estatal lanza una campaña para promover la realización de las pruebas del VIH entre los jóvenes

21.07.2009 | 02:00

Madrid, Europa Press

Entre 120.000 y 150.000 personas están infectadas por el virus del sida en España y de ellas, según los datos de la Dirección General de Salud Pública, «entre el 25 y el 30 por ciento aún no lo sabe, es decir, que hay unas 35.000 personas en este país que, por no practicarse el test del VIH, no se están beneficiando antes de los tratamientos existentes y no están adoptando medidas para evitar la transmisión».


La Coordinadora Estatal de VIH-Sida (Cesida), en colaboración con el Ministerio de Sanidad y la Plataforma VIH España, presentó ayer la campaña divulgativa «Sal de dudas», que anima a los jóvenes a someterse a la prueba del VIH. La campaña, que se difundirá en carteles, por televisión y a través de redes sociales como Facebook, está enfocada a los jóvenes que realizan prácticas sexuales de riesgo, a quienes se les recuerda la importancia de usar preservativo y de realizar el test del VIH, que la Coordinadora Estatal considera que debería ser accesible para todos en todas las comunidades autónomas.


El presidente de Cesida, Santiago Pérez Avilés, considera que superar la discriminación y el diagnóstico precoz son los dos retos de la carrera contra el sida en la actualidad. Destacó la baja percepción de riesgo que tienen algunos jóvenes, sobre todo heterosexuales, entre los que se producen «más del 50 por ciento de las nuevas infecciones».


Las personas infectadas de VIH sin saberlo, indicó el director general de Salud Pública, Ildefonso Hernández, multiplican los contagios. Sin diagnóstico, «la circulación del virus del VIH aumenta y la capacidad de transmisión es tres veces mayor», ya que los infectados no tienen la posibilidad de proteger a sus parejas del posible contagio. El 37 por ciento de las personas a las que se les diagnosticó sida entre 2003 y 2007 mostraba «un grado de inmunosupresión grave que demuestra que deberían haber recibido tratamiento antes» y, por tanto, el período entre infección y diagnóstico del VIH en España era «excesivamente largo», apuntó. Normalizar los test de VIH recortaría ese tiempo y mejoraría el pronóstico.

La Dirección General de Salud Pública estima que, en la actualidad, entre 120.000 y 150.000 personas están infectadas por el virus del sida en España.


El 30 por ciento de ellas, aproximadamente 35.000 personas, lo desconoce.


La mitad de las nuevas infecciones se produce entre jóvenes heterosexuales.


Sin diagnóstico, la propagación del virus se multiplica por tres.


El 37 por ciento de los infectados tenía un grado de inmunodepresión grave cuando se realizó el diagnóstico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014