06 de noviembre de 2009
06.11.2009
 
Puntos clave

Internet se cortará sin orden judicial

La Eurocámara pacta con los países miembros interrupciones en la red para frenar las descargas ilegales l España descarta penalizar al usuario

06.11.2009 | 01:00

Bruselas
La Unión Europea aprobó ayer que los estados miembros puedan cortar el acceso a internet sin orden judicial previa a los usuarios que descarguen contenidos protegidos por derechos de autor (descargas P2P), tal y como quieren hacer Francia o Reino Unido. En España, la legislación exige una autorización previa pero el Gobierno estudia cambiar la normativa. Precisamente, el presidente de la Asociación de Internautas de España, Víctor Domingo, aclaró que la decisión «no cambia nada» hasta que no se modifique la ley española. Por su parte, la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, dijo que se está estudiando la forma de controlar las descargas de internet y ha descartado que el Gobierno español sancione con la desconexión: «Lo más importante es atacar el origen, a quien pone a disposición de todos ese material», dijo en TVE.

El compromiso fue posible después de que la Eurocámara diera marcha atrás en su defensa de los derechos de los internautas. Los eurodiputados habían frenado hasta ahora la aprobación de la reforma. Pero en la fase final de las negociaciones el Parlamento cedió y concluyó el último trámite para la reforma de las telecomunicaciones en Europa.

A cambio de la cesión en la red, la Eurocámara y los gobiernos pactaron un nuevo artículo de protección de los derechos de los internautas. En él se afirma que las restricciones al acceso a internet «sólo pueden imponerse si son adecuadas, proporcionadas y necesarias en una sociedad democrática». Tales medidas sólo podrán adoptarse «respetando el principio de presunción de inocencia y el derecho a la privacidad» y como resultado de un «procedimiento previo, justo e imparcial», que garantice «el derecho a ser escuchado» y «el derecho a una revisión judicial eficaz y en el momento oportuno».

El acuerdo final todavía debe ser ratificado por los ministros de Telecomunicaciones y por el pleno de la Eurocámara durante el mes de noviembre. Si se cumplen los plazos, podría entrar en vigor a principios de 2010.

La principal novedad de la reforma es que da poderes a los reguladores nacionales para que puedan forzar a los operadores históricos, como Telefónica, a separar funcionalmente el departamento de servicios de la gestión de la red en caso de problemas de competencia.

Los estados miembros y la Eurocámara han rechazado la pretensión de Bruselas de arrogarse nuevos poderes para poder vetar las medidas correctivas dictaminadas por los reguladores nacionales (como la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones en el caso de España) cuando se detectan problemas de competencia en algún mercado.

Las autoridades nacionales seguirán teniendo la última palabra en estos casos. Finalmente, el nuevo marco incluye nuevos derechos para los consumidores, como la prohibición de contratos superiores a los dos años de duración o la obligación para las operadoras de permitir a los clientes cambiar de compañía conservando el mismo número de teléfono en un plazo máximo de un día. Las operadoras tendrán la responsabilidad de luchar contra los virus y el «spam» y de notificar a los clientes los fallos de seguridad que detecten. También se incluyen garantías adicionales para asegurar la neutralidad de la red e impedir que los operadores discriminen entre varios tipos de transmisión de datos en internet, como voz o servicios 2P2. Las nuevas reglas dan poderes a los reguladores nacionales para que fijen niveles mínimos de calidad para los servicios de transmisión de red para promover esta neutralidad. Además, los proveedores deberán informar a sus clientes antes de firmar el contrato sobre la naturaleza de los servicios, incluyendo las técnicas de gestión del tráfico y su impacto en la calidad del servicio, así como otras limitaciones (como topes al ancho de banda o la velocidad de conexión disponible). Finalmente, el Ejecutivo comunitario hará uso de sus poderes para vigilar que se respete la neutralidad de la red.

Reguladores nacionales

La norma da poderes a los reguladores nacionales para forzar cambios en los operadores históricos y para fijar niveles mínimos de calidad

Derechos del consumidor

Prohibición de contratos superiores a dos años y la obligación de las operadoras de permitir cambio de compañía con el mismo número en un plazo de un día.

Virus y spam

Las operadoras están obligadas a controlar el correo basura (spam) y virus

España

La ministra de Cultura descarta penalizar al usuario

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014