04 de septiembre de 2010
04.09.2010

Y se armó la de Hawking

Intelectuales asturianos cuestionan los argumentos del astrofísico británico, que en su último libro niega rotundamente la existencia de Dios

04.09.2010 | 02:00

Stephen Hawking ha abierto el debate. El astrofísico británico, premio «Príncipe de Asturias» de la Concordia, proclama en su nuevo libro que «Dios no existe» y que la ciencia moderna hace innecesaria la figura de una deidad creadora. En un asunto tan controvertido, la polémica está servida. LA NUEVA ESPAÑA ha invitado a opinar sobre la existencia de Dios a científicos y pensadores.

Oviedo, María LASTRA


«Dios no existe». El científico británico Stephen Hawking, premio «Príncipe de Asturias» de la Concordia en 1989, lo proclama en su nuevo libro, que se publicará próximamente. Afirma que la física moderna excluye la posibilidad de que un ser superior, una divinidad, crease el Universo. El astrofísico ha devuelto a la actualidad la eterna dualidad entre fe y ciencia. El debate está abierto y las reacciones, en uno u otro sentidos, se suceden. LA NUEVA ESPAÑA ha recabado opiniones entre hombres de ciencia y del ámbito de las humanidades y la filosofía. Muchos de ellos rebaten las afirmaciones de Hawking, cuestionan su autoridad para impartir doctrina sobre una cuestión que sobrepasa el ámbito de la ciencia y rechazan su fundamentación.


l Gustavo Bueno, catedrático emérito de filosofía: «Lo que me extraña es que la prensa dé tanta importancia a las declaraciones de un físico que no tiene nada que decir sobre el asunto. Como si quiere opinar sobre Avilés, lo que dice es ajeno completamente a su materia. No tiene nada que decir, nada más que bobadas. Lo que dice es irrelevante».


l Antonio Fernández-Rañada, catedrático de Física Teórica: «¿Cómo puede saberlo? La existencia de Dios no es cuestión científica sobre la que se puedan hacer experimentos y llegar a conclusiones. Muchas personalidades importantes han elaborado pruebas, que más tarde se valoraron simplemente como opiniones. Lo que Hawking ha dicho es su opinión, no son verdades científicas que se puedan demostrar. Cualquier ciudadano podría pensar lo mismo que él. La existencia de Dios es algo que no se puede demostrar».


l Ángel Jiménez Lacave, médico oncólogo: «Hawking se dedica a la experimentación física y su conocimiento se basa en evidencias empíricas. El concepto o la existencia de Dios pertenece al mundo de la metafísica y su existencia no puede demostrarse empíricamente. El método físico no sirve para la metafísica. En la historia de la Humanidad hay dos formas de pensar: los que aceptan la metafísica y los que no. El primero que intuyó de una manera brillante que había algo más que lo experimentable por el ser humano fue Platón. Desde entonces, ha habido opiniones de pensadores que consideramos, como yo, que existe la metafísica y de otro cincuenta por ciento que dice que sólo se fía de lo que se puede experimentar, el mundo de los empiristas y racionalistas y, sobre todo, el materialismo filosófico».


l José María Hevia Álvarez, teólogo: «Me parece simplemente una chorrada. Que me diga de qué ecuación lo ha deducido. No me resulta extraño, es una postura que Hawking ya tenía desde hace un tiempo. Es una afirmación extracientífica, no de la ciencia. El tema de Dios no se puede deducir de la ciencia».


l Jaime Ferrer, catedrático de física: «Es totalmente lógico que las leyes de la Física hagan redundante la idea de la creación directa de Dios. La pregunta crucial es quién estableció las leyes de la Física antes de que existiera nada a que aplicarlas, ni siquiera el Universo. De hecho, Galileo, Kepler y otros fueron capaces de poner en marcha la física como una ciencia porque creían que el mundo era inteligible, es decir, que seguía unas reglas racionales establecidas por un ser inteligente, Dios».


l Miguel Cancio, economista y sociólogo: «Sigue pendiente la principal cuestión, que no resuelven Hawking ni Marx, y es la de la espiritualidad. Hay quien dice que en el ser humano hay un gen de espiritualidad que da sentido y significado a esto, que no es materia. Dios es fundamental para nuestro alimento espiritual, para dar sentido y significado a nuestra vida. El ser humano tiene el deber de aportar el bien espiritual y de distinguir lo bueno de lo malo. Si no se tienen en cuenta estas consideraciones, todo lo demás nos lleva a la catástrofe, como se está viendo».

«Como si quiere opinar sobre Avilés: lo que dice es ajeno a su materia, irrelevante»


<Gustavo Bueno
>

Filósofo

«Me parece una chorrada: que me diga de qué ecuación lo ha deducido»


<José María Hevia Álvarez
>

Teólogo

«La existencia de Dios no es cuestión científica sobre la que se puedan hacer experimentos»


<Antonio Fernández-Rañada
>

Físico teórico

«La pregunta crucial es quién estableció las leyes de la Física antes de que existiera nada»


<Jaime Ferrer
>

Físico

«La existencia de Dios pertenece al mundo de la metafísica y no se puede demostrar»


<Ángel Jiménez Lacave
>

Médico oncólogo

«Sigue pendiente la principal cuestión, que no resuelve Hawking, y es la espiritualidad»


<Miguel Cancio
>

Economista y sociólogo

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014