22 de mayo de 2012
22.05.2012
 

Julio Pascual: «Estas cifras implican que la región necesitará recursos sanitarios extra»

21.03.2012 | 01:00

Oviedo, P. Á.


¿Por qué Asturias registra, año tras año, la tasa de mortalidad más elevada de España? «La causa está sin duda en relación con la tasa de envejecimiento del Principado (22,5 por ciento de personas mayores de 64 años), la más alta de España junto con Castilla y León», diagnostica Julio Pascual, director del área de gestión clínica de neurociencias del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). El doctor Pascual razona su diagnóstico: «Las comunidades autónomas con una tasa de mortalidad que supone la mitad de la de Asturias (Murcia, por poner un ejemplo de un tamaño similar) tienen una tasa de envejecimiento inferior al 15 por ciento, una diferencia muy acusada, porque la mortalidad no es lineal con la edad, sino que aumenta casi en progresión geométrica a partir de los 65 años».


En general, observa el neurólogo del Hospital Central, se han reducido los fallecimientos por cardiopatía isquémica y por cáncer de pulmón. «Además de los avances en su tratamiento, son dos patologías muy estrechamente ligadas al consumo de tabaco. Muy probablemente lo que traducen estos datos son los efectos de las campañas antitabaco de las dos últimas décadas», precisa Julio Pascual, quien agrega que, «sin duda, la prevención primaria, con hábitos de vida saludables, continúa siendo la mejor estrategia para disminuir la mortalidad». Advierte el profesor de Neurología de la Universidad de Oviedo que estas cifras implican que el Principado «va necesitar recursos sanitarios extra». Y añade: «La situación asturiana ya es claramente mejorable; por ejemplo, la región sólo dispone de un hospital geriátrico».

Las muertes debidas a enfermedades del sistema nervioso aumentaron en 2010 y se sitúan ya como la cuarta causa de defunción en España, cuando era la octava en el año 2000.


En el conjunto del país, la tasa bruta de mortalidad se situó en 829,2 fallecidos por cada 100.000 habitantes, lo que supone un descenso del 1,1% con respecto al año anterior.


En 2010 se produjeron en España 382.047 defunciones, 2.866 menos que el año anterior. De ellas, 183.926 eran mujeres y 198.121 hombres.


Las enfermedades circulatorias (responsables de 31,2 por cada 100 de defunciones), los tumores (28,1) y las patologías respiratorias (10,5) son las tres causas principales de muerte en España.


El suicidio fue, de nuevo, la primera causa externa de defunción, con 3.145 muertes (2.456 hombres y 689 mujeres). Las defunciones por accidente de tráfico (2.327 fallecidos) continuaron con su senda descendente y disminuyeron un 10,1% con respecto a 2009.


Continúa la tendencia ascendente de fallecimientos por tumores (un 2% más), mientras que disminuyeron los casos debidos a enfermedades circulatorias (-0,8%) y respiratorias (-7 por ciento).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014