Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Menús para no complicarse la cena

Platos de cuchara con distintas cremas de puerros, ostras del Eo, pescados sencillos de cocinar, guisos de carne y caza, en las propuestas navideñas de cuatro restaurantes

Nuria González, con el pixín.

Nuria González, con el pixín. DEMELSA ÁLVAREZ

Ahora vienen a la cabeza aquellos menús inacabables de Nochebuena y de Navidad, perennes como hojas en el dietario amarillento de las cocineras. Eran otros tiempos. La despedida del año se hacía pensando en las angulas del día primero, toda una tradición. Pero eso ocurría cuando las angulas, un bocado extraño de delicada textura con un inseparable sabor a ajo, no había adquirido todavía la etiqueta de lo prohibitivo, ni ascendido a los cielos del caviar Beluga y las trufas blancas de Alba. El besugo era el rey de la mesa; había que pagarlo multiplicado de precio comparado con agosto, que es cuando realmente se encuentra en sazón. El besugo de Navidad ha sido siempre un poco fruto de la inconsciencia, pero en eso consiste fundamentalmente el capricho humano.

Con la costumbre centenaria de besugos, corderos y lechones, no se le presta quizás la debida atención a las aves. Sin embargo, el capón de Lugo, la pintada, la oca, el pavo, la pularda o el faisán, de excelsa carne, o el modesto pero suculento pitu de caleya asturiano son todas ellas piezas muy agradecidas de trinchar en la mesa.

Hay una perdiz con verdura, de Blanco, entre las interesantes sugerencias para estas fechas de Pepe Ron, Nuria González, Ricardo González Sotres e Iván Hernández. Se trata de cuatro restaurantes distintos pero todos ellos coinciden en resaltar la cuchara con una crema de puerros. Coincidencia en los puerros y, en dos de los casos, hay ostras del Eo para empezar, un producto, como dice González Sotres, cocinero de estupendo presente y mejor futuro, cuyo consumo crece en Asturias. No hay propuestas imposibles y sí platos sencillos de cocinar para sentarse y compartir en la mesa en estas fechas tan especiales.

Compartir el artículo

stats