DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Frikilandia

Spider-Man denunció a Weinstein en 2002

Un cómic del Hombre Araña reeditado ahora en España aborda los abusos de dos productores de Hollywood

Los hermanos Rothstein en una viñeta del cómic.

Los hermanos Rothstein en una viñeta del cómic.

El escándalo del caso de los Weinstein, protagonizado por el antes poderoso productor Harvey Weinsten, al que decenas de mujeres han denunciado por acoso e incluso agresión sexual, era un secreto a voces silenciado en Hollywood. Al menos así quedó claro tras declaraciones recientes, como las de George Clooney o Matt Damon, que reconocieron que sabían lo que estaba pasando. En octubre de 2017 "The New York Times" y "The New Yorker" sacaron a la luz confesiones de diferentes mujeres acusando a Weinstein de agresión sexual y violación. El productor, intocable hasta el momento, no logró evitar en esta ocasión silenciar las críticas, lo que finalmente provocó su caída. Multitud de actrices alzaron la voz y relataron años de acoso y abusos de poder por parte del cineasta. Pero antes de estas informaciones ya habían surgido otras críticas en diferentes formatos que mostraban la actitud no solo de Harvey, sino también de su hermano Bob.

Un cómic del mismísimo superhéroe Spider-Man, publicado en 2002, denunció el comportamiento de los productores a través de una historia que pasó desapercibida en su momento. Ahora, la editorial Panini Cómics ha decidido recuperar el ejemplar y estrenarlo en español este mes de febrero. Bajo el título "Spider-Man: Monstruos de Hollywood" (en inglés se llamaba "Get Kraven") se presenta una historia de seis números que no está protagonizada por el Hombre Araña, sino por Alexei, hijo del villano Kraven, uno de los más conocidos del universo arácnido. Alexei, o Al, quien en un principio siguió los pasos de su padre, decide abandonar el legado familiar y dedicarse a una vida lejos de las peleas y el crimen. El joven se traslada a Hollywood para empezar una carrera en el mundo del espectáculo. Sin embargo, allí se encontrará una jungla igual de peligrosa que aquella que quiso dejar atrás pero más depravada si cabe, regida por dos productores tan repugnantes como terribles, los hermanos Rothstein. Este dúo, cuyo apellido y aspecto recuerda claramente a los Weinstein, aprovecha su posición desde la cima de Hollywood para abusar sexualmente de las actrices con las que trabajan y denostar y humillar al resto de sus empleados. Los sádicos productores cuentan con un pequeño grupo de matones profesionales que utilizan como brazo ejecutor para acabar con aquellos que quieran plantarles cara. Algo que, aunque parezca increíble, no se queda solo en la ficción. Según el artículo que publicó Ronan Farrow el 6 de noviembre del pasado año en "The New Yorker", Harvey Weinsten contrató a ex agentes del Mossad (el servicio de inteligencia israelí) para vigilar a las actrices que acosó.

"Spider-Man: Monstruos de Hollywood" lo firma Ron Zimmerman y llegará a las tiendas el próximo 8 de febrero. El guión y el dibujo se diferencian notablemente de las obras del Hombre Araña, con imágenes grotescas y diálogos obscenos que retratan a dos personajes despreciables que no dudan en abusar de su poder (y de las actrices que contratan). Han bastado solo 16 años para que esta historia salga finalmente a la luz a nivel internacional.

Compartir el artículo

stats