Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Asturias y otras regiones con más gasto sanitario, las que primero salen del covid-19

Nueve de las diez comunidades con más dinero destinado a Salud por habitante entran hoy en la fase 2 de la desescalada

Asturias y otras regiones con más gasto sanitario, las que primero salen del covid-19

La prueba del coronavirus no engaña. Las autonomías que más esfuerzo económico realizan en su sanidad pública son las que mejor respuesta han dado a la crisis sanitaria del covid-19. De las diez comunidades con mayor gasto sanitario por habitante, nueve entrarán hoy en la fase 2 de la transición a la llamada nueva normalidad.

El Ministerio de Sanidad publicó en marzo un informe del gasto sanitario público de España, con los datos correspondientes al último ejercicio cerrado, el año 2018. El País Vasco lideraba la clasificación de mayor gasto sanitario por habitante, con 1.753 euros anuales, seguido de Asturias (1.676 euros) y Navarra (1.651 euros). El ranking de los diez autonomías con mayor partida per cápita lo completaban Extremadura, Aragón, Castilla y León, Murcia, Cantabria, Galicia y La Rioja. Si se cruza esta lista con la de los territorios que hoy pasan a la fase 2 de desescalada, por presentar una mejor respuesta en los marcadores exigidos por el Ministerio de Sanidad, el resultado es definitorio: todas pasan el examen, salvo Castilla y León que tiene frontera con Madrid, el mayor foco del covid-19 de toda España.

El conjunto de las comunidades autónomas destinó en 2018 un total de 65.911 millones de euros al gasto sanitario, lo que supone una media anual per cápita de 1.416 euros aunque las autonomías que están a la cola, Madrid y Andalucía se sitúan en los 1.264 y los 1.212 euros, respectivamente. Asturias, que lleva años en el podium de las que más dinero destinan a su sanidad pública respecto a su número de habitantes, destinó en ese ejercicio 1.717 millones de euros. El esfuerzo se ha mantenido en los dos ejercicios posteriores al alcanzar los 1.752 millones el pasado año, cuando el gasto per cápita ha sido más alto del país con 1.719 euros, mientras que en este año la estimación era de 1.793 euros por habitante, para una partida sanitaria de 1.827 millones de euros dentro de un Presupuesto regional de 4.757 millones. Pero el estallido de la pandemia del coronavirus ha hecho "saltar la banca" y el gasto sanitario para afrontar esta crisis ya ha crecido en 103 millones de euros, según reconocía el presidente regional, Adrián Barbón. El Principado, en conclusión, destina cuatro de cada 10 euros que gestiona a la sanidad pública.

Esfuerzo presupuestario

La estadística del Ministerio de Sanidad también refleja el esfuerzo presupuestario que realiza cada autonomía en relación a su Producto Interior Bruto (PIB), un indicador en el que también Asturias aparece en los puestos destacados ya que con Murcia y Extremadura es de las comunidades que presentaron en 2018 un mayor porcentaje del gasto sanitario, con un 8,7 (Extremadura) y un 7,4 (Murcia y Asturias). Madrid y Cataluña aparecen como las comunidades autónomas que menos invierten en su sanidad pública respecto al PIB, con un 3,6 y un 4,7 respectivamente. Ambos territorios son los que presentan mayor número de afectados y también de víctimas mortales por el coronavirus.

El análisis estadístico del Ministerio de Sanidad baja al detalle y permite establecer comparaciones en los porcentajes que las autonomías destinan, respectivamente, a sus gastos hospitalarios y especializados, en la Atención Primaria y en la remuneración de su personal sanitario. La partida en especialistas médicos y hospitales osciló entre el 56,7 por ciento de Extremadura y el 68.6 por ciento de Madrid mientras que Asturias aparece también en el rango alto, al destinar a ese capítulo el 65,4 por ciento del total de su presupuesto para salud. Los números son fríos pero revelan una evidencia: la Atención Primaria es el "patito feo" del gasto sanitario pues se lleva una horquilla que oscila entre 11,5 por ciento del presupuesto total de la sanidad de Madrid al 17,4 por ciento de la de Andalucía. En este apartado Asturias está por debajo de la media, ya que supuso el 12,6 por ciento de los dineros de la consejería de Sanidad en el año 2018 por debajo, por ejemplo, de Cataluña y Valencia, que asignaron el 13 por ciento de su capítulo sanitario. Pero la pretensión del Principado es corregir esa situación y para 2020 ya había previsto, antes de conocerse esta pandemia, elevar hasta los 495 millones la partida para la atención que se presta en los centros de salud, sobre los que ahora recaerá la presión asistencial del covid-19, según la estratregia anunciada por la consejería de Salud.

Compartir el artículo

stats