Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Las ambulancias se desinfectan sin supervisión pública

Los procedimientos de las empresas varían entre la lejía y el ozono, y los técnicos denuncian retrasos, falta de formación y de órdenes claras para higienizar los vehículos

Un sanitario de ambulancia traslada a una persona mayor a la puerta del Hospital 12 de Octubre de Madrid.

Un sanitario de ambulancia traslada a una persona mayor a la puerta del Hospital 12 de Octubre de Madrid.

El técnico sanitario D. R. está confinado en su pueblo de Cáceres. Hace 10 días, le dieron a él el mismo diagnóstico que reciben la gente a la que a diario lleva al hospital: "Covid positivo". D.R. ha pasado tres días de fiebre alta. Ahora, con los síntomas aminorando, este

El caso de D. R. se repite en otros puntos del país, pero tiene una salvedad rural: "Cada técnico tiene que aplicar el protocolo de desinfección como pueda y sepa. Desinfectar el vehículo entre viaje y viaje te puede suponer dos horas que no se tienen", relata. Él, al terminar la jornada, se pone a desinfectarlo con lejía€ a la puerta de su casa.

En Extremadura, varias naves de Ambulancias Tenorio, que tiene la práctica totalidad del transporte sanitario regional, se han habilitado para desinfección anti covid de vehículos. "Pero -desvela D.R.- haces un montón de kilómetros, llegas a la nave y lo mismo tienes que esperar un par de horas, porque el que guarda la llave ha tenido que salir a hacer él un transporte". Ambulancias Tenorio no ha atendido a las preguntas de este diario.

En marzo pasado, Juana Lozano, paciente que acudía a diálisis desde su casa en Mérida al hospital Perpetuo Socorro de Badajoz, se atemorizó cuando el técnico de la ambulancia que fue a recogerla "le comentó que el vehículo lo dejó un compañero que acababa de trasladar a otro paciente y se lo asignaron a él sin hacerle ningún tipo de limpieza, desinfección o esterilización".

Así lo cuenta un mail interno del Servicio Extremeño de Salud al que ha tenido acceso El Periódico de Catalunya, que le llegó a Manuela Rubio, subdirectora de Atención Primara, y que forma parte de una documentación sobre riesgos que evaluó este verano el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura.

Lejía y ozono

A base de rozarse con la realidad, el protocolo decae. En Barcelona y Madrid se "ozonifica" aquel vehículo que ha tenido contacto con el coronavirus si se ha tenido noticia de ello. "Carecemos de protocolos unificados de desinfección de los coches y los centros de trabajo. Dependiendo de la empresa puede haber máquina de ozono o no, o haces tú la limpieza, pero sin un EPI adecuado", denuncia desde Barcelona el técnico sanitario Walter Álvarez.

En Aragón se usa lejía, y por el propio técnico. "Las ambulancias se higienizan deprisa y corriendo, con lo que queda algún rincón sin limpiar. En el momento en que se deja un paciente casi te están llamando para ir a por el siguiente. No tienes tiempo para hacerlo bien", relata J.F., veterano de las ambulancias de la región que pide el mismo anonimato.

Ninguna autoridad supervisa cómo se realizan las desinfecciones, solo se emiten protocolos y se pregunta por email. "No existe tal inspección. Por no haber no hay un protocolo único -lamenta el técnico Javier Abella, vocal del área de Técnicos Sanitarios de la Sociedad Española de Medicina de Emergencias y Urgencias (SEMES)-. Cada autonomía realiza su propio procedimiento y cada empresa lo ejecuta un poco a la manera que mejor le conviene. No hay ningún tipo de procedimiento de comprobación de que esa forma de proceder sea efectiva"

Ilustra la situación el caso del ozono, que usan diversas contratas. "El ozono no está aconsejado por el Ministerio de Sanidad, ni aparece en el listado de productos virucidas autorizados en España", recuerda Abella.

Órdenes claras

En abril pasado, en pleno aguacero de la pandemia, el sindicato de enfermería SATSE-Castilla y León escribió a la gerencia castellana de sanidad pidiendo un protocolo unificado de desinfección para ambulancias. A falta de órdenes claras, los técnicos estaban tomando "las medidas que en cada momento ellos han considerado más oportunas para reducir el riesgo", decía el escrito. El protocolo unificado llegó, pero tres meses después.

El problema se ve por todo el país. Desde SEMES, el técnico Javier Abella confirma: "Tenemos una carencia formativa: no es lo mismo limpiar la ambulancia como se hace ordinariamente que hacerlo bajo los criterios de riesgo biológico de esta pandemia. Tenemos procedimientos, pero si no los entrenas... puede ser un protocolo muy bueno, pero no será efectivo si la mano ejecutora no lo conoce. Estos meses los técnicos hemos ido aprendiendo a desinfectar por iniciativa propia, no porque las empresas nos lo hayan facilitado".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats