DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Camarena: “Ahora que el sector cultural se recupera, necesitamos el apoyo del público”

El tenor mexicano, elegido el mejor cantante masculino en los “Oscar” de la ópera, deleita hoy al Campoamor, con las entradas agotadas

Javier Camarena. | Miki López

Javier Camarena. | Miki López

El tenor Javier Camarena, reconocido por los International Opera Awards como el mejor cantante masculino del año, regresa a Oviedo con una gala lírica dentro del XXVIII Festival de teatro lírico español que organiza la Fundación Municipal de Cultura. El mexicano actúa esta tarde a las 20 horas junto a la orquesta Oviedo Filarmonía y su director titular Lucas Macías en el teatro Campoamor, con un programa que hace un extenso recorrido por las romanas de zarzuela más famosas del repertorio. El aforo del teatro ovetense, que aún cuenta con restricciones de aforo a causa de la pandemia, lleva dos meses con las localidades para esta cita lírica agotadas.

“No puede ser”, “Por el humo se sabe donde está el fuego”, o “Adiós Granada” son algunas de las páginas incluidas en este recital. “Se me ocurrió presentar este programa con los éxitos más conocidos, aprovechando la celebración del festival de teatro lírico ovetense”, dice el tenor mexicano a LA NUEVA ESPAÑA. Según Camarena este programa “mantiene ciertos paralelismos con otro que ofreció en el Teatro de la Zarzuela”. Sin embargo, y a pesar de su gusto por el género –“que me encanta y apasiona”, dice– no tiene planes para embarcarse en una producción zarzuelística. “Ahora mismo no se puede por una incompatibilidad en cuestión de fechas y de logística, pero procuro incluir algunas romanzas en los recitales que ofrezco, siempre que tengo posibilidad”. Insiste en que obras como “Los gavilanes”, o “El huésped del Sevillano” son títulos que le “encantaría cantar, quizá en un futuro se pueda concretar algo”.

Los “Óscars de la ópera”, los premios International Opera Awards entregaron a Camarena hace pocas semanas el premio como mejor cantante de ópera masculino a nivel mundial. “Fue un reconocimiento que llega por mi trabajo en 2019”, un año que asegura que fue “duro, exhaustivo de inicio a fin y lleno de exigencias a nivel vocal. También terminé muy cansado, pero lleno de satisfacciones. Y que se vea coronado con un reconocimiento importante como este, es algo que me llena de muchísima satisfacción”, reconoce. “Veremos cómo se refleja en los próximos años cuando empecemos a retomar con más consistencia la actividad; aunque he de decir que estoy contento pues no me ha faltado trabajo durante estos últimos meses tan duros para el sector artístico”. Para el tenor mexicano, este galardón implica “una gran responsabilidad, porque las expectativas crecen, y mi misión es estar a la altura”.

“La música causa asombro y también impacto emocional, por eso el público te exige más”

decoration

Entre sus muchas anécdotas, Camarena rescata a raíz de la exigencia del público, la asociación que, por mucho que pase el tiempo, algunos aficionados hacen de él con el aria “Ah!, mes amis”, de la ópera “La hija del regimiento”, de Donizetti. “Las expectativas del público crecen hacia un artista. Es casi como una droga la necesidad que tienen de seguir experimentando con mucha intensidad los conciertos”. Y añade: “Lo que sucede con la música es que tiene un impacto no solo de causarte asombro, sino hay un impacto emocional. Entonces estamos ante algo muy poderoso. Es normal que el público cada vez exija más”. Camarena dice que disfruta de esta exigencia.

El tenor mexicano lleva algunos años abordando un repertorio más extenso que los títulos de Donizetti, Bellini y Rossini que le hicieron famoso tiempo atrás. “No es algo que yo esté programando, pero sí vengo desde hace tiempo inclinándome por el repertorio francés y por explorar una línea melódica más sobria y contenida, que no tenga tantos fuegos artificiales como el bel canto”, explica. “Me interesan también los roles en los que la parte emocional, tanto como la psicológica; sean más profundas”. De ahí que títulos como ‘Rigoletto’,‘I Puritani’ o ‘Lucia di Lammermoor’ son óperas que están últimamente mucho más presentes en mi carrera. Busco tonificar otras partes de mi voz y no solo los agudos”.

El próximo año 2022 Camarena debutará en el Teatro del Liceo de Barcelona en “La flauta mágica”, de Mozart, en una producción que musicalmente dirigirá el venezolano Gustavo Dudamel. Con esta interpretación rompe una de las barreras que se había autoimpuesto: “Juré y perjuré que no cantaría Mozart, aunque me fascina, pero es ésta una producción muy interesante que espero que tenga buena acogida por el público. Tiene una síntesis muy lógica de los diálogos hablados, aunque debo confesar que no me preocupa tanto en la actualidad porque he mejorado mucho mi alemán”, dice el tenor mexicano entre risas. A renglón seguido, Camarena se reafirma en que ésta es una muy buena oportunidad para establecer nuevos “retos, que es en definitiva lo que siempre voy buscando”.

El 2020 ha sido “un año difícil” para todo el sector de los espectáculos, añade el tenor. “Fueron muchas las iniciativas que los artistas llevaron a cabo para amenizar los peores días de la pandemia, a través de las redes sociales, con conciertos a través de internet, y en el caso de España también a través de los balcones en sus propias casas”, enfatiza. “Es por esto que, ahora que se comienza a ver una recuperación del sector cultural, somos los artistas los que pedimos al público su compromiso y su apoyo para que vengan a los teatros, a los conciertos y a los museos”.

Compartir el artículo

stats