Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alfonso Noriega, un asturiano en la cumbre soñada de la viola

Actúa hoy en el quinto aniversario de la Elbphilharmonie de Hamburgo con Tabea Zimmermann y el Ensemble Resonanz

Alfonso Noriega, en su recital en el Palau de les Arts de Valencia, el 18 de septiembre de 2021.

Hoy será un día muy especial para el ovetense Alfonso Noriega: a las 19.30 horas saldrá al escenario de la icónica ElbPhilharmonie de Hamburgo como líder de violas del Ensemble Resonanz, considerada una de las mejores orquestas de cámara del mundo, en el concierto que conmemora los cinco años desde la apertura del Auditorio, junto a la solista Tabea Zimmermann y el director italiano Emilio Pomarico.

“Es un auténtico placer trabajar con el Ensemble Resonanz y aún más hacerlo como su violista principal”, destaca a LA NUEVA ESPAÑA, “son un grupo de una calidad enorme, tanto musical como humana, siempre a la vanguardia de la música y con una historia detrás impresionante”.

Es un sueño “salir al escenario como parte de este grupo, ya que antes de tocar con ellos siempre había sido un gran seguidor y había visto decenas de sus actuaciones y grabaciones. Me encanta la frescura y la energía con la que abordan cada periodo de la música, su disciplina de trabajo y su compromiso riguroso con la mayor calidad interpretativa”.

Este proyecto es el primero de una serie que tiene como solista de violas con el Ensemble Resonanz en 2022 y que engloba diferentes citas y giras, incluyendo otras salas emblemáticas, como por ejemplo la Filarmónica de Berlín en marzo.

Además, señala, “es un gran honor el comenzar el año trabajando con Tabea Zimmermann como solista invitada, ya que ella siempre ha sido la gran referencia del instrumento para mí y creo que podría decir que para todos los violistas”.

En el Concierto para viola de Friedrich Cerha “que ella toca con nosotros, el último movimiento, ‘Lamento’, es muy especial para mí, ya que está escrito como un diálogo y dueto entre la viola solista (Zimmermann) y yo en mi función de viola solista del ensemble y ha funcionado genial”.

Con Emilio Pomarico ya había coincidido en ocasiones anteriores “tocando juntos en París y Alemania y me parece un director magnífico, un auténtico especialista en la música del siglo XX y XXI y personalmente, un hombre muy amable, exigente e inspirador. Es la segunda vez que toca en la Elbphilarmonie, ya que a finales de 2019, unos meses antes de que comenzara la pandemia, “estuvimos aquí de gira con el Festival de Lucerna y Riccardo Chailly, precisamente con Lucas Macías, el actual director titular de la Oviedo Filarmonía, tocando como solista en el oboe. La Elbphilharmonie es una sala preciosa, con una acústica magnífica y personalmente el edificio me parece muy bonito”.

Tocar allí “justo cuando se cumplen cinco años de su apertura es algo tremendamente emotivo, no solo por lo que hemos pasado todos en estos últimos dos años, sino también porque este auditorio se ha convertido en este tiempo en todo símbolo y un referencia para Alemania tanto dentro como fuera de sus fronteras”.

Con el director italiano Emilio Pomarico se escuchará un hermoso y apasionante programa con obras de Anton Webern, Milica Djordjević y un estreno mundial de la compositora Sarah Nemtsov. La velada se cerrará con el arrebatador concierto para viola y orquesta del compositor Friedrich Cerha con Tabea Zimmermann.

Compartir el artículo

stats