Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SITUACIÓN ECONÓMICA

Baleares tiene más de 200.000 pobres

Los ingresos medios se sitúan en 11.235 euros y la renta media por hogar llega hasta los 29.368 - El 30,9 por ciento de las familias no tienen capacidad para afrontar gastos imprevistos y el 35% no puede irse de vacaciones una semana

El 58,6% de las personas paradas está en situación de pobreza. / CRUZ ROJA

La gran dependencia turística de Balears tiene otra cara de la moneda: una inflación desbocada y el 17,6 % de los ciudadanos de las islas en riesgo de pobreza durante el 2021. En comparación a los dos años anteriores, son 3,5 puntos más que en 2020 y 5,6 más que en 2019, el último año prepandemia, según los datos de la «Encuesta de Condiciones de Vida» del Instituto Nacional de Estadística (INE). Los baleares en riesgo de pobreza son 206.330, ya que según el padrón de 2021 la población ascendía hasta las 1.172.333 personas.

En cambio, la población en riesgo de pobreza o exclusión social aumentó hasta el 22,4 % de la población en Baleares en 2021, cuatro décimas más que en 2020, según la llamada tasa AROPE (por sus siglas en inglés, At Risk Of Poverty or social Exclusion), creada en 2010 para medir la pobreza relativa en Europa ampliando el concepto de la tasa de riesgo de pobreza, que solo contempla los ingresos. Aquí entran también la carencia material y social severa y la baja intensidad en el empleo.

Once comunidades por encima

Asimismo, los ingresos medios por persona en Balears se situaron en los 11.235 euros, una cifra inferior a la media nacional, que se sitúa en los 12.269 euros. Esto significa que hasta once comunidades autónomas más la ciudad autónoma de Melilla están por encima de Balears en cuanto a ingresos medios por persona. Además, la renta media por hogar ha disminuido un 11,3 por ciento en el último año en las Islas, al situarse en 29.368 euros.

No obstante, una de las cifras positivas que se desprenden del informe es que Balears se encuentra en la tercera posición en el ranking con menos personas que llegan a fin de mes «con mucha dificultad», con un 5,4 % de la población, solo por encima de La Rioja (3,1 %) y País Vasco (4,6 %).

No obstante, las Islas son la tercera comunidad con más hogares con retrasos en los pagos relacionados con la vivienda principal o compras a plazos, con el 20,3 %. En este caso, Canarias (26,2 %), Murcia (21,3 %) y Balears tienen los porcentajes más altos, frente a La Rioja (8 %) y País Vasco (8,8 %), que cuentan con los más bajos.

También el 30,9 por ciento de los hogares no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos (frente al 33,4 % de media nacional) y un 35 % no puede permitirse ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año (por encima del 32,7 % nacional).

En el caso de España, la población en riesgo de pobreza o exclusión social aumentó hasta el 27,8 por ciento, lo que supone una subida de ocho décimas respecto al 2020.

Según el INE, subió la cifra de personas en situación de baja intensidad en el empleo del 10 % al 11,6 % y el porcentaje de población en riesgo de pobreza, que pasó del 21 % al 21,7 %.

Por otro lado, se redujo dos décimas hasta el 8,3 % el porcentaje de personas residentes en hogares con carencia material y social severa, esto es quienes no pueden permitirse comer carne cada dos días, calentar su casa de manera adecuada o afrontar gastos imprevistos. Un 2,3 por ciento del total de la población española se encuentra en esta situación al estar, a la misma vez, en situación de riesgo de pobreza, con carencia material y social severa y con baja intensidad en el empleo.

El 38,4 % de la población que tiene educación primaria o inferior estaba en riesgo de pobreza o exclusión social, mientras que cuando el grado alcanzado era la educación superior, la tasa se reduce al 14,9 %.

Si atendemos a la actividad, el 58,6 % de los parados estaba en riesgo de pobreza o exclusión social, frente al 17,9 % de los ocupados y el 16,2 % de los jubilados.

Compartir el artículo

stats