Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Amancio Prada llena la basílica de Covadonga en el primer concierto conmemorativo de los 1.300 años de la batalla

Más de 500 personas abarrotaron ayer el santuario para escuchar al cantautor leonés

Amancio Prada, en la basílica. | M. V.

Más de quinientas personas acudieron ayer al Santuario de Covadonga para presenciar el concierto de Amancio Prada, en la que fue la primera de las citas musicales de la programación de la consejería de Cultura, Política Llinguística y Turismo del Principado para conmemorar los 1.300 años de la Batalla de Covadonga.

Los asistentes formaron una larga cola que se extendía por toda la explanada del Santuario y esperaron pacientemente hasta que se abrieron las puertas de la basílica pasadas las siete de la tarde.

En primera fila, Adolfo Mariño y Berta Piñán.

Prada, que fue presentado por el abad de Covadonga Adolfo Mariño, interpretó la versión para voz, guitarra, violín y violonchelo del Cántico espiritual de San Juan de la Cruz, un clásico del artista. La primera versión de la obra fue representada en París en 1973. Después de ésta, Amancio Prada, ha interpretado diferentes versiones por todo el mundo. Ayer optó por su versión original y más conocida. Al acto acudió la consejera de Cultura, Política Lingüística y Turismo, Berta Piñán, y las ediles del Ayuntamiento de Cangas de Onís, Mónica Gutiérrez, Blanca Bueno y Beatriz Alonso. El cantante estuvo acompañado por los músicos Javier Gallego (violín) y Rafael Domínguez (violonchelo). La actuación del laureado cantautor arrancó los aplausos de los presentes.

El público llegó de todas las partes de la comarca, del Principado y de otras regiones atraídos por la relevancia del concierto y la oportunidad de verlo en el marco de Covadonga. Fue el caso de Francisco Javier Gómez y Ana Caballero que viajaron expresamente hasta Covadonga para presenciar el concierto desde Medina de Rioseco (Valladolid). Ambos son grandes admiradores de Prada. Las entradas para ver al cantautor leonés, gratuitas pero necesarias para reservar plaza, se agotaron a los pocos días de que el Principado publicitase el concierto. No obstante la basílica estaba preparada para acoger también a personas, turistas y locales, que llegaron sin ella y que mostraron un gran interés por presenciar el evento cultural. La organización contó con el apoyo de los voluntarios del santuario.

La cola que se formó en la explanada de Covadonga para asistir al concierto.

Otras de las actuaciones musicales que se celebrarán dentro del programa regional de la conmemoración de la Batalla de Covadonga son la de la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias y la del tenor Joaquín Pixán. La puesta de largo de estos actos musicales con Amancio Prada entusiasmó a los asistentes.

Compartir el artículo

stats