Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aventura

Un mallorquín se propone dar la vuelta al mundo en su bicicleta

Miquel Sorell se ha propuesto dar la vuelta al planeta pedaleando junto a su perro Luca | Este septiembre viajará a México para cumplir su nuevo objetivo: llegar hasta Argentina

Miquel Sorell junto a su bicicleta. Miquel Sorell

Miquel Sorell es un mallorquín de 27 años que se define como un "ser nómada" y se ha propuesto hacer la vuelta al mundo con su bici y su perro Luca. Empezó su gran aventura en 2019 en África, la continuó en Europa, Turquía e Irak. Su próximo destino será México, adónde viajará en septiembre con su bici y su perro Luca con la pretensión de cruzar el continente sudamericano hasta llegar a Argentina

"El viaje podría durar años. En realidad me voy a vivir a América, con una bicicleta con la que me podré transportar", cuenta el mallorquín, a lo que añade no tener «ninguna prisa» en llegar hasta Argentina. Define su estilo de vida como "ser nómada": estar en movimiento con la intención vivir de ello: viajar y contar historias (que retransmite por su canal de YouTube, su página web y su cuenta de Instagram). 

Su primera aventura

En 2019 realizó su primer gran viaje en solitario: desde África del este a Sudáfrica caminando, de mochilero, no con la bicicleta. "Cogí un vuelo desde Barcelona a Uganda con la idea de ir bajando poco a poco y con transporte local a Sudáfrica", relata. En Uganda realizó un voluntariado y estuvo un mes en un orfanato-escuela colaborando en las actividades que fueran necesarias. Recorrió Kenia, Tanzania, Zambia, Botsuana, Namibia y Sudáfrica en en un viaje que duró más de seis meses.

Para continuar con esta vuelta al mundo "sin prisa y sin planes", decidió hacerlo en bicicleta, ya que le permitía hacerlo "con más independencia" y podía llegar a lugares más remotos "sin necesitar a nadie". Viaja en bicicleta porque empezó de mochilero y viajaba en transporte público o autoestop y eso le hacía depender siempre de alguien y no le permitiría tanto ir a lugares más remotos. Además, añade que así podía descubrir poco a poco el paisaje: "Es una manera de viajar sin prisa, con la oportunidad de hacer ejercicio y también me resulta emocionante". Asume que él no es ciclista, la bicicleta es tan solo su medio de transporte. Por otro lado, destaca que viajando así puede llevar más peso que en una mochila.

Así se lanzó a una nueva aventura: cruzó Francia, Italia, Eslovenia, Croacia, Montenegro, Albania y Macedonia del Norte y "con calma" llegó hasta Grecia. Siguió con su bicicleta por Turquía y por Irak, pero no pudo continuar con su viaje por el inicio de la pandemia de la covid-19.

Sus experiencias

En total ha recorrido más de 6.000 kilómetros en bicicleta, y durante sus viajes no ha tenido ninguna experiencia tan mala como para recordarla como la peor, no le ha pasado nada grave y está agradecido por ello. Desde un punto de vista de sufrir un poco físicamente, acampar en invierno o cuando llueve son los momentos que le han podido resultar un poco más difíciles. Aún así, cuenta que los habitantes de las ciudades a las que ha viajado y la gente que se ha cruzado de camino siempre le ha tratado bien, no ha contraído enfermedades graves ni se ha sentido en peligro. 

Asume que muchas veces ha podido pasar momentos de inseguridad y temor, pero que esas sensaciones y emociones nunca le han frenado: "Me da miedo, pero lo hago con ese miedo".

Por otro lado, una de sus mejores experiencias fue mientras convivía con una familia de Irak, con la que estuvo durante 5 días en su casa viendo cómo vivían. Estuvo hablando con el hijo, que era profesor de inglés (eso mejoró la comunicación). "Los integrantes de esta familia me abrieron el corazón y querían que compartiera tiempo con ellos. Eso era valioso: ese intercambio cultural. Para mí fue un aprendizaje".

El próximo mes de septiembre, Miquel Sorell viajará a México junto a su bicicleta y su pero Luca con la pretensión de seguir conociendo lugares nuevos, personas nuevas y vivir sin prisa. Así continúa su vuelta al mundo. 

Compartir el artículo

stats