Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Científicos gallegos confirman el papel clave de un gen en el COVID grave de varones sanos

El TLR7 puede explicar las diferencias por sexo observadas en las formas más severas de la enfermedad en individuos jóvenes | La diferencia es significativa en los pacientes en UCI

Un paciente covid en la UCI. EFE

Se sabe desde casi el inicio de la pandemia que el sexo masculino, además de la edad avanzada y sufrir ciertas enfermedades crónicas, como la diabetes o la obesidad, está relacionado con un mayor riesgo de desarrollar formas graves de COVID-19.Parte de esta diferencia entre sexos puede atribuirse al gen TLR7, relacionado con la respuesta inmunitaria. Ahora, científicos gallegos han publicado el primer estudio que investiga los niveles de expresión de este gen TLR7 en diferentes situaciones de COVID-19 y tejidos. Sus hallazgos sugieren que su expresión génica podría explicar –al menos parcialmente– la incidencia sesgada por sexo en pacientes graves, y por qué algunos hombres jóvenes y previamente sanos desarrollan la enfermedad de forma grave.

El artículo, cuyo primer autor es Alberto Gómez Carballa, del grupo de investigación GENVIP de Santiago de Compostela, se titula 'Expresión sesgada por sexo del gen TLR7 en pacientes graves con COVID-19: conocimientos de la transcriptómica y la epigenómica' y ha sido publicado en la revista 'Environmental Research'. Entre los autores figuran también Federico Martinón-Torres, del mismo grupo de genética, vacunas, infecciones y pediatría; y Antonio Salas Ellacuriaga, del grupo de Biomedicina GENPOB del Instituto de Investigaciones Sanitarias (IDIS). Estos tres investigadores son autores, entre muchos otros, de un trabajo que sugiere que el coronavirus SARS-CoV-2 podría ser carcinogénico.

“Nuestros resultados indican que TLR7 puede desempeñar un papel en el sesgo de sexo observado en los resultados más graves de COVID-19”, indica el artículo, cuya principal aportación es que halla la expresión del TLR7 de manera sesgada por el sexo no solo en muestras de sangre, sino también en saliva y nasales. Además, se analizaron diferentes escenarios de la enfermedad. Así, la diferencia por sexos fue claramente significativa estadísticamente cuando se utilizó el criterio de UCI frente a no UCI en las hospitalizaciones por COVID.

La relación entre mutaciones del gen TLR7 y el COVID-19 grave se describió por primera vez en julio de 2020, en un estudio publicado en la revista 'Journal of the American Medical Association' ('JAMA') sobre dos parejas de hermanos. Un estudio italiano confirmó estos resultados: el 2,1% de los hombres menores de 60 años con COVID-19 grave eran portadores de variantes patológicas de TLR7, mientras que estas variantes no se encontraban en ningún caso leve o asintomático.

El pasado año, un estudio del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Cataluña), publicado en 'Frontiers in Immunology', describió dos nuevas variantes del gen TLR7 asociadas a formas graves de COVID en hombres jóvenes y sanos.

El TLR7 codifica para un receptor de la superficie de células inmunitarias que se encarga de iniciar la respuesta inmunitaria contra los virus de ARN como el SARS-CoV-2. Deficiencias en el receptor se traducen en alteraciones en la señalización de la vía del interferón, una de las primeras “armas” de nuestro sistema inmunitario contra los patógenos, así como otras citoquinas proinflamatorias. Estudios anteriores señalaron que una inmunidad insuficiente del inteferón tipo 1 en el tracto respiratorio durante los días iniciales de la infección puede ser crítica para la propagación del virus y constituir un factor decisivo que conduce a la inflamación pulmonar y sistémica.

El gen que codifica para TLR7 se encuentra en el cromosoma X, del que las mujeres presentan dos copias y los hombres solo una, por lo que las alteraciones en la secuencia de ADN de este gen afectan más a los varones.

El estudio de Gómez Carballa y otros utilizó datos de expresión génica de dos trabajos previos realizados en pacientes con COVID en fase aguda desagregados por sexo y gravedad. Se halló una regulación a la baja estadísticamente significativa de TLR7 en los hombres con una enfermedad más grave (UCI) en comparación con los hombres que no están en la UCI (que muestran niveles de expresión de TLR7 similares a los de las mujeres).

El artículo apunta a que el TLR7 se expresa de manera sesgada por el sexo no solo en muestras de sangre, sino también en saliva y muestras nasales. En sangre de pacientes de UCI, el TLR7 se expresa menos en hombres que en mujeres, mientras que en saliva, TLR7 sigue este patrón independientemente de la clasificación de gravedad utilizada. La variación en la variación perjudicial en el TLR7 está relacionada con la gravedad tanto en hombres como en mujeres.

Los investigadores reconocen limitaciones en este estudio, incluyendo el tamaño relativamente pequeño de la muestra (dos grupos de 69 y 52), por ello subrayan que “se necesitan más estudios para investigar más a fondo la relación entre la expresión de TLR7, el sexo y la gravedad de COVID-19”.

¿Tenemos una variación perjudicial en el gen TLR7 que nos predispone al COVID grave? Sin una secuenciación es imposible saberlo, así que lo mejor es estar vacunado y evitar en lo posible el contagio.

Claves del gen TLR7

  • 1. Fundamental en la respuesta inmunitaria

+ El TLR7 codifica para un receptor de la superficie de células inmunitarias que inicia la respuesta inmunitaria contra los virus de ARN.

  • 2. El papel crucial del interferón

* El TLR7 está vinculado a la respuesta por interferones, clave para frenar la propagación del virus en los días iniciales de la infección.

  • 3. El cromosoma X y el sexo femenino

* El gen de TLR7 está en el cromosoma X, del que las mujeres presentan dos copias, por lo que sus alteraciones afectan más a los varones.

Compartir el artículo

stats