Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mariño echa el candado

El guardameta del Sporting repite su inicio de Liga, con cuatro porterías a cero seguidas, doce en lo que va de temporada

Mariño, segundo por la derecha, antes del Albacete-Sporting.

Mariño, segundo por la derecha, antes del Albacete-Sporting. LaLiga

Diego Mariño lo ha vuelto a hacer. Desde su reaparición, el 31 de enero, frente al Cartagena, el guardameta gallego suma cuatro partidos seguidos sin recibir goles, con lo que iguala su inicio de Liga, aunque en aquella ocasión sirvió para sumar los doce puntos, por diez ahora. Si el equipo sigue respondiendo defensivamente, Mariño está en condiciones de batir su récord de porterías a cero con el Sporting, establecido en 18 en la temporada 2017-18. En ese curso también dejó muy arriba el número de partidos consecutivos sin encajar goles: siete.

“Para mí es el mejor portero de la categoría, lo lleva demostrando desde que llegó al Sporting”. Babin, autor del gol en Albacete que dio aún más valor al cerrojazo en la portería propia, se sumó a la catarata de elogios que se ha llevado Mariño desde su vuelta a los campos. El sábado también recibió el de la Liga, que recordó que el del Carlos Belmonte era el partido número 150 del gallego con la camiseta del Sporting. “Le doy la enhorabuena y que cumpla el doble si hace falta”, remachó Babin sobre su guardaespaldas.

Mariño ha convertido en normalidad este nivel de excelencia que permite al Sporting sumar muchos puntos. Tras jugar solo dos partidos en su primera temporada, en la que fue suplente de Cuéllar, a partir de la campaña 2017-18 el “13” es una garantía. Ya en esa campaña jugó 41 de los 42 partidos de Liga regular, además de los dos del play-off frente al Valladolid, en la que se rompió su buena media al encajar cinco goles en la eliminatoria. En su primera temporada como titular, Mariño recibió 37 goles en 41 partidos, de los que 18 mantuvo su puerta a cero. Además, desde la jornada 25 (derrota 2-1 en Oviedo) hasta la 33 (1-2 en Almería) batió su récord de imbatibilidad, con siete partidos y un total de 759 minutos sin encajar.

Mariño mantuvo su buen nivel en las dos temporadas siguientes, aunque el rendimiento del equipo no le ayudó. En 2018-19 recibió 31 goles en 37 partidos y mantuvo su puerta a cero en 14 jornadas. Y en la pasada, 38 en los 42 partidos del campeonato, sin encajar en 16 de ellos. Ahora sigue mejorando su promedio de goles por partido, que ya está en 0,61, por los 0,90 de las temporadas 2017-18 y 19-20, y los 0,83 de la 2018-19.

Compartir el artículo

stats