DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Javi Rico habla sobre su relación con Javi Fuego: "No se le hizo una oferta de renovación porque se quería ir"

“El brote de covid afectó más en cuanto a secuelas físicas que a efectos de gestión”, asegura

Javi Rico, durante su comparecencia

Javi Rico, durante su comparecencia Marcos León

Javi Rico se mostró “satisfecho” con la temporada que firmó el Sporting de David Gallego, que acabó séptimo, a un solo punto del play-off, donde se mantuvo durante cuarenta jornadas. “Hemos quedado a la orilla, de forma cruel, pero el equipo ha estado fantástico, ha sido una lástima”, remarca el director deportivo rojiblanco, “mi valoración personal sobre el equipo y cuerpo técnico es francamente buena”. Con todo, rehusó marcar un objetivo de cara al próximo curso. “Cuando cerremos la plantilla, el uno de septiembre, lo podré concretar más exactamente”, analizó siendo consciente de que “estando en el Sporting, los objetivos siempre son los máximos, aunque no seamos los que más poder económico tenemos”.

Rico, no obstante, no quiso culpar del resultado final del curso al brote de coronavirus que se desató en el vestuario. “Afectaron más las secuelas físicas de los futbolistas que a efectos de gestión”, explicó, dejando claro que “el míster no quedó a los pies de los caballos, sino que lo gestionó porque así lo pactamos, con todo mi respaldo y apoyo”.

Precisamente, uno de los jugadores que más hizo por superar ese incidente, junto con otros veteranos, fue Javi Fuego, que dejó el club de manera abrupta apenas 24 horas después de acabar la temporada, una vez finalizado su contrato. “Él ha decidido voluntariamente poner fin a su trayectoria en el Sporting, solo me queda agradecerle su profesionalidad”, explicó Rico, que aseguró que “no se puede hacer una oferta de renovación cuando uno personalmente decide que se quiere ir”. Fuego, a diferencia de Carmona, no tuvo un acto homenaje de despedida, algo de lo que Rico se quiso desentender. “Es un tema de club”, zanjó.

En la parcela económica, Rico no se pronunció acerca de la posibilidad de realizar una ampliación de capital, afirmando que es una cuestión que no le compete. Igualmente, dejó claro que “no necesitamos vender antes que comprar y ya veremos si podemos inscribir a los jugadores o no”. En este sentido, aseguró que “nunca tuve ningún problema a la hora de firmar a un futbolista. El problema es llegar a un acuerdo económico con el jugador, pero nunca tuvimos veto económico”.

Respecto a la pretemporada del primer equipo, adelantó que será toda en la Escuela de Fútbol de Mareo y que ya se está trabajando en cerrar los partidos amistosos que se disputarán en ella. Y alabó el trabajo de la dirección deportiva rojiblanca. “Estoy encantado con Noé Calleja y todo el personal que trabaja en la secretaría técnica haciendo una labor de seguimiento del mercado donde nosotros económicamente podemos acceder. Veremos el fruto de trabajo que se ha hecho”, aseguró sobre su mano derecha.

Tampoco quiso olvidarse de hacer una valoración del descenso del filial rojiblanco. “Es un riesgo que sabíamos que corríamos por la juventud de los jugadores y porque priorizamos el primer equipo, con jugadores que subían y bajaban, y eso no es bueno para el filial”, analizó. Con todo, dejó claro que “no va a haber revolución ninguna, debutaron once juveniles, es un equipo súper joven, vamos a tirar de la gente de casa, aunque se pueden pagar cuotas muy altas, como un descenso”. Así, aseveró que “si el futbolista tiene condiciones, talento y proyección, vamos a mirarle igual en la categoría en que esté”, clarificando que “estoy contento con lo que viene por detrás porque es todo de aquí y es lo que voy a priorizar”. No obstante, pidió a estos jugadores un esfuerzo. “No va a salir ningún jugador cedido, igual que el Sporting les apoya para jugar, ellos tienen que responder de la misma manera”.

Compartir el artículo

stats