Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nombre. cargo

Alejandro Irarragorri: «Estamos cerca de los 18.000 abonados»

«Queremos que Mareo regrese a la modernidad con una inversión importante», afirma el presidente del Sporting

Alejandro Irarragorri, Aleco Irarragorri, y Juan Delgado, en Mareo. | Fernando Rodríguez

Alejandro Irarragorri, presidente del consejo de administración del Sporting, participó ayer dentro de su apretada agenda del encuentro Hispano-Americano celebrado en el Archivo de Indianos-Museo de la Emigración, en Colombres (Ribadedeva). El dueño del club rojiblanco estuvo junto a los presidentes de Asturias, Adrián Barbón, y Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y numerosos empresarios vinculados a México. Desde su llegada a la entidad gijonesa, ha destacado que su proyecto deportivo en el Sporting busca también establecer sinergias para impulsar la economía de la ciudad y de la región. El presidente del Sporting se mostró contento con la forma que está cogiendo su proyecto: tanto con la campaña de abonados como con el modelo deportivo.

El Mundial, objetivo a largo plazo. «Hay intenciones muy claras en el corto, mediano y largo plazo, pero lo más importante es aglutinar las voluntades de los distintos actores de la sociedad asturiana, y en particular en Gijón, para regresar a este equipo a donde debe de estar y de donde nunca debió de dejar de estar. Poder derramar valor en la sociedad, tanto emocional como inspiracional, pero también económico. Para nosotros esta propuesta de Asturias, porque es un tema de Asturias, y así lo he hablado con el presidente de la comunidad (Adrián Barbón), debe y tiene que aspirar y luchar por ser una de las sedes del Mundial 2030».

Regenerar Mareo, objetivo inmediato. «Estamos muy enfocados en el proceso y en el momento presente, y por supuesto que tenemos proyectos a largo plazo, como el que ya he dicho, que conllevaba una serie de generación de estructuras y procesos. Pero estamos también muy enfocados en el día a día. Objetivos de cosas pequeñas hay muchísimos, y entre ellos es regresar a Mareo a la modernidad con una inversión importante, para lo cual estamos también haciendo una ampliación de capital que permita al club tener unas finanzas mucho más sólidas, profundas y alcanzables».

Abierto a más fichajes. «Tenemos un plantel bastante completo, pero la ventana sigue abierta. Podrá haber algunas cosas, no lo tengo muy claro, pero hoy, posición por posición, creo que contamos con un grupo muy sólido, muy enfocado y muy bien trabajado por Abelardo, que está listo para tener su último partido de pretemporada este fin de semana y arrancar ya la temporada».

La campaña de abonados, viento en popa. «Marcha muy bien. Estamos acercándonos ya a los 18.000 y pienso que vamos a romper esa meta de los 22.000. Ahí es donde aglutinas esas voluntades. La afición lo ha mostrado, y no solo con la voz y con la forma en que nos han recibido, sino con hechos, como ha ocurrido en la presentación de refuerzos, más de 8.500 personas estuvieron ahí, con mucha ilusión y generando un sentimiento muy importante hacia los jugadores de la responsabilidad que hoy tenemos de regresarle a esta afición lo que por muchos años, en momentos de tristeza y oscuridad, le ha seguido entregando al equipo»

El Grupo Pachuca: rivalidad dentro del campo y construcción conjunta fuera. «Obviamente tenemos muchas diferencias. Es un grupo exitoso que ha logrado cosas importantes en México. Somos muy distintos en la manera en que enfocamos las cosas, pero al final del día tenemos que pelear dentro de la cancha y construir fuera de ella. Hoy compartimos una responsabilidad mucho más grande que nuestras propias diferencias. Y creo que tenemos que ser el ejemplo de que se renueven esas relaciones que el Oviedo en un momento decidió cortar con el Sporting. Los jugadores, a pelear los noventa y el agregado con todos, pero fuera de la cancha hay muchas más razones para que Asturias, a través del deporte, y en particular del fútbol, pueda construir su camino hacia el futuro».

«Los estilos, las razones por las que hacemos las cosas y también el cómo las hacemos... Somos diferentes, pero eso no quiere decir que seamos mejores que ellos, ni al revés. Simplemente tenemos dos maneras de hacer las cosas, pero en la historia ambos hemos podido construir y generar valor, y hoy tenemos la responsabilidad de hacerlo aquí también. Y dejar nuestras diferencias de un lado porque el objetivo mayor hoy, por Asturias, es esa candidatura al posible Mundial de 2030, que requiere la unión de todos. No es un esfuerzo de una sola persona, ni de un solo club, sino de una región que lo merece y que puede generarle un detonador importante en el presente, pero también hacia el futuro».

Compartir el artículo

stats