23 de noviembre de 2009
23.11.2009
 
Una montería accidentada

Un joven somedano resulta herido de bala durante una cacería en Grado

Las esquirlas de un proyectil rebotado le alcanzaron en el costado de manera fortuita, según testigos, y permanece ingresado en estado grave

22.11.2009 | 01:00
Zona donde se produjo el accidente.

Villaldín (Grado),

M. PÉREZ / L. VALDÉS

Un joven de 19 años que participaba en una cacería con la cuadrilla «Los Chavales» en el coto de Grado resultó ayer herido grave tras alcanzarle en el costado derecho las esquirlas de una bala rebotada. El accidente, totalmente fortuito según todos los testigos consultados, tuvo lugar hacia las dos y media de la tarde, en el sector 11 del coto, denominado Las Pandiellas, concretamente en la zona alta del pueblo moscón de Villaldín.


El joven, natural de Somiedo, fue trasladado al Hospital Central de Asturias en una uvi móvil. Allí permanece estable a pesar de la gravedad. Su pronóstico es reservado.


El herido, D. A., había acudido muy ilusionado, por primera vez, a una cacería en el coto de Grado, invitado por su tío, miembro de la peña «Los Chavales», pero no tuvo la suerte que se atribuye a los principiantes. «No vino a cazar, simplemente quería pasar el día con nosotros, pero vaya mala suerte que ha tenido», explicaba el jefe de la cuadrilla. El accidente motivó la suspensión inmediata de la cacería.


Tras el impacto, y según la versión de los testigos, el muchacho no perdió el conocimiento y les enseñó la herida que le había causado la bala en el costado derecho. «Él le restó importancia, pero con estas heridas nunca se sabe, sólo esperamos que se ponga bien», repetían los cazadores de la peña.


A primera hora de la tarde de ayer se realizaron las diligencias oportunas en el cuartel de la Guardia Civil de Grado. Los agentes tomaron las primeras declaraciones al testigo principal del suceso y en los próximos días harán lo mismo con el resto de los miembros de la cuadrilla de cazadores para tratar de desentrañar las causas de un accidente que produjo un gran disgusto entre los integrantes de la peña «Los Chavales».

Desafortunado primer día


La cacería tenía lugar en el sector 11 del coto de Grado, cerca del pueblo de Villaldín, en la zona sureste del concejo. D. A., de 19 años, que había acudido por primera vez a pasar el día con los miembros de la cuadrilla «Los Chavales», recibió de modo accidental el impacto en el costado de las esquirlas de una bala perdida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook