07 de mayo de 2017
07.05.2017
Operación "Terrógenes" de la Guardia Civil

Dos ovetenses registraron a su nombre más de doscientas fincas y casas ajenas

Los afectados, más de una treintena, eran ancianos o herederos que descubrieron la estafa al arreglar la herencia o intentar una venta

07.05.2017 | 00:20
Varias fincas rústicas.

Dos ovetenses fueron detenidos acusados de ser los supuestos autores de un delito de estafa y falsedad documental al inscribir a su nombre o de sus familiares más de 200 fincas rurales, terrenos urbanos, pastizales y variados bienes inmuebles que en realidad eran propiedad de personas ancianas o de sus herederos.

Todas estas propiedades se encontraban ubicadas mayoritariamente en Cangas del Narcea, pero también en los concejos de Llanes, Villaviciosa, Siero, Oviedo, Langreo y Valdés. Además, el Gobierno regional les habría pagado cuantiosas indemnizaciones como supuestos propietarios en procesos de expropiaciones, parcelaciones o aprovechamientos madereros.

La investigación comenzó a finales de 2015, cuando la Guardia Civil de Oviedo tuvo conocimiento de que había una treintena de afectados por supuestas usurpaciones de propiedades inmobiliarias, la mayoría de ellas en Cangas del Narcea.

Agentes de la sección de investigación criminal de unidad orgánica de la Policía Judicial pusieron en marcha la operación "Terrógenes", e iniciaron la recuperación y análisis de millares de documentos tramitados que figuraban en el catastro, los registros de la propiedad y en varias consejerías del Principado.

En este análisis se consiguieron claros indicios de la supuesta comisión del delito, además la identidad de otras muchas personas que probablemente estuvieran afectadas por el fraude y la falsedad documental del presunto autor.

Los investigadores pudieron identificar decenas de fincas rústicas y otros bienes inmuebles de varios concejos de Asturias que habían sido incorporados durante años al patrimonio personal de la persona investigada.

Según explicó la Guardia Civil en un comunicado, "la mayoría de las víctimas son personas ancianas o herederos de éstas que proceden de localidades rurales poco habitadas", y la mayoría de ellos se percataron de la usurpación de sus propiedades cuando intentaron regularizar las herencias o vender sus propiedades. Era entonces cuando descubrían que estaban registradas a nombre de otras personas.

Las investigaciones sobre el principal sospechoso se extendieron a otros miembros de su familia, y uno de ellos también fue detenido, según la Guardia Civil Además, se practicaron dos registros domiciliarios en Oviedo en los que se halló e intervino numerosa documentación y equipos informáticos que están siendo analizados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído