13 de mayo de 2017
13.05.2017

Dos investigados por cuatro incendios en Onís, dos de ellos en la oleada de marzo

Los sospechosos, un oniense de 29 años y un piloñés de 34, quedan en libertad tras declarar asistidos por su abogado ante la Guardia Civil

13.05.2017 | 00:18

Un vecino de Onís de 29 años y un piloñés de 34 están siendo investigados por la Guardia Civil en relación a cuatro incendios registrados en el término oniense de El Pedrero, dos de ellos coincidiendo con la ola de fuegos forestales del pasado mes de marzo. Los dos sospechosos tuvieron que comparecer ante los investigadores el miércoles de esta semana, y quedaron en libertad tras prestar declaración asistidos por su abogado. Próximamente podrían ser llamados a declarar por el Juzgado de instrucción de Cangas de Onís, que instruye las diligencias por estos presuntos delitos.

Dos de los fuegos ocurrieron el 9 y el 29 de marzo de este año, coincidiendo con la ola de incendios forestales que arrasó miles de hectáreas en la región. Otro de los fuegos ocurrió el 28 de diciembre del año pasado y el cuarto el 17 de febrero de este año.

No son los únicos investigados por los incendios del pasado mes de marzo. Un vecino de Tineo fue interrogado por los agentes como supuesto autor de un incendio forestal ocurrido el 11 de marzo, sábado, en un monte de la localidad de Barreiro (Tineo). Una patrulla de la Guardia Civil del puesto de Navelgas que se encontraba realizando un servicio de prevención desde un punto alto del monte Barreiro, en Tineo, advirtió el indicio de un incendio forestal con tres focos, y a una persona en la misma zona con un tractor agrícola. Los agentes apagaron el fuego, que quemó unos cien metros cuadrados, e identificaron al conductor del tractor, al que se le incautaron dos mecheros tras admitir que no era fumador. También declararon dos vecinos de Navelgas como testigos y las diligencias se trasladaron al Juzgado de Tineo.

También fue detenido unos días después un vecino de Somiedo por el incendio declarado el sábado 11 de marzo en La Cuestona de Gúa (Somiedo), que afectó a unas 18 hectáreas de alto valor ecológico para la conservación del oso pardo. Las llamas llegaron a situarse a 200 metros de la población de Gúa. Este incendiario fue localizado gracias a las imágenes tomadas por las cámaras que tiene instaladas el Fapas en la zona. En abril, la ola de fuegos superó los 250.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído