05 de abril de 2018
05.04.2018

Búsqueda contra reloj de un montañero de 85 años perdido en Quirós

Unas cien personas intentan localizar al gijonés Manuel Manzano cerca de Bermiego

04.04.2018 | 23:51
La zona de la desaparición. En el recuadro, Manuel Manzano, en una foto de hace unos años.

Lo que iba a ser una agradable ruta montañera, en la zona quirosana del Aramo, acabó en angustia y zozobra. Manuel Manzano, 85 años, quirosano de nacimiento y vecino de Gijón, iba con el Grupo de Montaña Ensidesa y desapareció en la tarde de anteayer martes, en las inmediaciones del pueblo de Bermiego.

Los montañeros partieron de esta aldea para subir a la zona del pico Pelitrón y bajar al pueblo de Aciera, donde les recogería el autobús. "Manolín", nacido en agosto de 1932, era una persona muy activa, pese a su edad, un gran andarín. Pero en ocasiones, no realizaba las rutas programadas, las hacia parcialmente y se daba la vuelta o hacía otra más corta y regresaba al autobús, antes que sus compañeros. El conductor del transporte solía esperarle. En esta ocasión, tardó en volver, pero pensaron que como era de la zona iría directamente al pueblo de recogida por una ruta más corta. Les había comentado que iba a ver el Teixo de Bermiego, a unos centenares de metros del pueblo. Un camino sin pérdida que resultó no ser así.

Después de la caminata, en Aciera, se dieron cuenta de que les faltaba Manuel. Sus propios compañeros se movilizaron y alguno realizó la posible ruta que habría seguido, sin éxito. Se dio aviso al 112 y se movilizaron los medios de búsqueda. Un centenar de personas, entre Bomberos, Guardia Civil, integrantes del Grupo y vecinos de Bermiego, Salceo, Tene y Aciera -dos de ellos guardias civiles fuera de servicio-, conformaron el dispositivo. La búsqueda se prolongó durante la noche por distintos senderos y veredas que llevan desde la iglesia de Bermiego, donde se ubica el Teixo, hacia Cortina, Las Agueras, el caserío de Cortelgos, Tene y Aciera. Los vecinos de la zona acompañaron a los expertos por regueros y bosques. Horas de búsqueda infructuosa. Se miraron cuadras y cabañas por si se hubiera refugiado de la lluvia. Incluso se incorporaron a la búsqueda perros adiestrados.

La familia y la Guardia Civil se pusieron en contacto con los vecinos de Fresneo-Casares, lugar de nacimiento de Manzano y a donde acude a menudo. Allí, los vecinos conocen su fama de caminante. "Tan pronto le ves aquí, como en Faedo o en La Pachuca (dos pueblos distantes dos o tres kilómetros)", comentó una vecina de Fresneo. A mediodía de ayer, miércoles, el helicóptero de Bomberos rastreó el pueblo de donde era originario y las fincas cercanas, como las morteras de Bustramunde o Felgueras, por si se hubiera desorientado y buscado un lugar conocido. El buen tiempo y la ausencia de follaje facilitó mucho la visión para los voluntarios, técnicos y medios aéreos pero ni así se puso dar con Manuel Manzano.

Una indisposición

Mariano Alonso, presidente del Grupo de Montaña Ensidesa de Gijón se mostraba en la tarde de ayer preocupado. "Es imposible que alguien se pueda perder en esa zona, es una ladera, ves de continuo el valle. Nuestra impresión es que a este hombre le ha tenido que dar algo y quedó por ahí", dijo. Unos cincuenta voluntarios del Grupo participaron en la búsqueda, y hoy repetirán. Manuel Manzano salía con el Grupo todas las semanas. Aparte, acudía a Talasoponiente, donde pasaba un par de horas haciendo ejercicio, "a su aire". Aunque pueda dar una imagen de fragilidad a sus 85 años, "engaña bastante".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook