02 de julio de 2018
02.07.2018
 

Muere un niño holandés de 4 años ahogado en la piscina de un hotel de Ibiza

El personal del establecimiento trató en un primer momento de reanimar al menor

02.07.2018 | 01:18
Un coche de la Guardia Civil frente al hotel en el que se produjo el ahogamiento.

Un niño holandés de 4 años murió ayer ahogado en la piscina de un hotel en Sant Antoni, en Ibiza. El menor fue rescatado del agua ya inconsciente y tras ser atendido durante una hora por el personal del establecimiento y los efectivos sanitarios sólo pudieron certificar su fallecimiento. El 112 ofreció asistencia psicológica a los familiares del pequeño, mientras la Guardia Civil abrió una investigación para aclarar lo ocurrido.

Los hechos sucedieron al filo de las dos y media de la tarde en el hotel Stella Maris, situado en la carretera de Cap Negret, en el término municipal de Sant Antoni. El pequeño, que pasaba unos días de vacaciones en Ibiza con varios familiares, quedó inconsciente en la piscina del establecimiento tras sufrir un episodio de ahogamiento, según explicaron fuentes sanitarias.

Los primeros en asistir al menor fueron trabajadores del hotel, mientras varias llamadas alertaban a los servicios de emergencias. Al lugar acudió una uvi móvil del servicio ibicenco de salud. Los facultativos comprobaron que el niño sufría una parada cardiorrespiratoria y durante tres cuartos de hora le practicaron maniobras de reanimación.

Pero todos los esfuerzos fueron en vano. Los sanitarios sólo pudieron certificar su fallecimiento. El óbito fue comunicado al Juzgado de guardia de Ibiza. El cadáver del pequeño fue trasladado al Instituto de Medicina Legal, donde estaba previsto practicarle hoy la autopsia.

Patrullas de la Guardia Civil y de la Policía Local de Sant Antoni se desplazaron al hotel. Los agentes del instituto armado abrieron una investigación para esclarecer en qué circunstancias se produjo el ahogamiento.

La Dirección General de Emergencias, a través del 112, movilizó a un psicólogo para prestar asistencia a la familia del menor fallecido, explicaron las mismas fuentes.

Con el verano y el buen tiempo el riesgo de ahogamientos, lógicamente, se multiplica. El año pasado fallecieron ahogadas 481 personas en España y hasta mayo iban ya 90. El 80% de los casos se produce en piscinas. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se trata de una de las diez principales causas de muerte entre niños y jóvenes, con lo que los expertos llaman a extremar la vigilancia estas semanas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook