10 de julio de 2020
10.07.2020
La Nueva España

Evacuan a una mujer de Cangas del Narcea con la mano atrapada en una picadora

La herida, carnicera en la capital canguesa, fue trasladada al HUCA en helicóptero aún con la extremidad dentro de la máquina

10.07.2020 | 01:19
Evacuan a una mujer de Cangas del Narcea con la mano atrapada en una picadora

Grave accidente laboral en Cangas del Narcea. La trabajadora de una carnicería de la capital canguesa tuvo que ser trasladada ayer en helicóptero al HUCA desde el Hospital Carmen y Severo Ochoa, después de que se le quedase atascada una mano dentro de una picadora de carne. El suceso ocasionó gran revuelo en la localidad, pues el despliegue médico obligó a regular el tráfico en la céntrica calle Uría, en la que se ubica el establecimiento.

Los hechos tuvieron lugar en torno a las 19.30 horas. Fue entonces cuando, por motivos que aún se desconocen, a la carnicera del establecimiento, de 46 años, se le quedó atascada una mano dentro de la picadora con la que trabajaba.

Inmediatamente dio aviso a los Servicios de Emergencia, que se trasladaron al lugar del suceso. Ante la gravedad de las lesiones, los médicos decidieron trasladar a la carnicera al Hospital Carmen y Severo Ochoa. Una vez allí los facultativos le aplicaron las curas pertinentes, pero no pudieron liberar la mano de la carnicera de la máquina. Por ello, decidieron que lo mejor era trasladarla al HUCA. El transporte se hizo en helicóptero.

La afectada llegó al hospital ovetense en torno a las 22.00 horas. Lo hizo consciente y aún con la mano aprisionada en la picadora de carne. Lo primero que hicieron los bomberos fue quitar la carcasa de la máquina con una mini radial, para ellos realizaron unos 12 cortes. También fueron retirando poco a poco diversos tornillos hasta desarmar prácticamente la totalidad de la máquina hasta llegar al tornillo sin fin donde la mujer tenía la mano atrapada. Se tuvieron que realizar cortes con extrema precisión y siempre refrigerando con agua. En algunos momentos, incluso, se tuvo que sostener la máquina en el aire por parte de bomberos para poder hacer cortes desde abajo.

La mujer permaneció en todo momento protegida de la maquinaria que se estaba utilizando mientras el equipo médico la mantenía estabilizada. Al final se realizaron dos últimos cortes y con ayuda del cirujano plástico se liberó la mano

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído