19 de julio de 2020
19.07.2020
La Nueva España

"Fue angustioso", relata una vecina que tuvo que ser desalojada por el incendio en Tremañes (Gijón)

Los afectados fueron trasladados en ambulancia l Una madre y su hijo, leves, fueron rescatados por la ventana por los bomberos

19.07.2020 | 00:26
"Fue angustioso", relata una vecina que tuvo que ser desalojada por el incendio en Tremañes (Gijón)
"Fue angustioso", relata una vecina que tuvo que ser desalojada por el incendio en Tremañes (Gijón)

Un grave incendio ocurrido la pasada madrugada en el barrio de Tremañes se ha saldado con cuatro personas intoxicadas, entre ellos un menor de 12 años, que tuvieron que ser trasladados en ambulancia tras la inhalación de humo sufrida, aunque se encuentra estables y fuera de peligro. Eso sí, las llamas provocaron importantes daños materiales en la vivienda, ubicada en la calle Pinos, perpendicular a la avenida de Los Campones, y también en el edificio colindante. "Lo viví con mucha angustia porque ves el fuego, a las ambulancias y a los vecinos que los están reanimando, mucha angustia", describe una de las vecinas que tuvo que salir en plena madrugada a la calle.

El incidente se originó sobre las cinco de la madrugada. Las llamas comenzaron a llenar de humo toda la vivienda, lo que alertó a los vecinos de la zona y permitió que dieran aviso a emergencias. El humo se propagó rápidamente y llegó a las viviendas altas, lo que hizo que los bomberos desplazados hasta el lugar tuviesen que rescatar con un camión escalera a una mujer y a su hijo, de 12 años, por la ventana. También resultaron afectadas por la inhalación las inquilinas del primer piso, donde se originó el fuego y cuyas causas se investigan. Esa mujer y su hija, de 29 años, también fueron trasladadas en ambulancia, que repartió a los afectados entre el Hospital de Cabueñes y el de Jove.

Los bomberos comenzaron pronto a sofocar las llamas, una vez que la mayoría de vecinos había salido de casa. "Me estaban llamando al timbre, pero pensé que era un vecino y no abrí, pero en cuanto escuché el primer estallido salí como un obús a la calle", relata una vecina afectada. "No sé que ocurrió, solo que había mucho humo y fuego, me dio mucha angustia", añade.

En el operativo de rescate también intervinieron agentes de la Policía Local y Nacional además de los sanitarios. Algunos de ellos, igual que con bomberos, precisaron agua por culpa de su exposición al humo. "Me pidieron agua y subí rápidamente a casa a por unas botellas para ayudarles", expone otra de las vecinas de la calle en la que se produjo el incidente.

Los heridos, de carácter leve, se recuperan de la intoxicación y el incidente quedó en un susto. Eso sí, son muchos los daños materiales provocados por el fuego, tanto en la primera planta, donde se originó, como en el resto de viviendas por culpa del humo. A la ropa tendida que quedó calcina se suman las manchas y los cristales de las ventanas rotos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook