09 de agosto de 2020
09.08.2020
La Nueva España
Crisis del coronavirus

Organizan una acampada en una playa de Tenerife para propagar la Covid-19

Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local desalojaron la playa e identificaron a 62 personas

09.08.2020 | 08:28
Desalojan a 62 campistas en la playa de Los Patos, en La Orotava.

Convocaron una acampada nada más y nada menos que para propagar la Covid-19 por la isla de Tenerife pero es que, además, quedaron en un espacio protegido como es la playa de Los Patos, que lleva años cerrada al público debido a los desprendimientos que se producen en la zona. Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de La Orotava identificaron a primera hora de este sábado a las 62 personas que estaban acampadas en la playa y que habían sido convocadas desde las redes sociales.

"A lo largo de los últimos días, agentes de la Guardia Civil habían interceptado una especie de quedada en redes sociales para realizar una acampada este fin de semana en la playa de Los Patos con el objeto de ayudar a propagar la Covid-19", informó el concejal de Seguridad en La Orotava, Narciso Pérez, quien aseguró que "esta es una amenaza que se ha tomado muy en serio, pues la Guardia Civil ha hecho una investigación muy a fondo para lograr interceptar a los convocantes y se les ha tomado declaración". De hecho, la rápida actuación de los agentes posibilitó que los organizadores desconvocaran un día antes la reunión y se redujera el número de asistentes.


Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de La Orotava montaron un dispositivo conjunto y, a las 8:30 horas de esta mañana de sábado, se dirigían a la playa para desalojarla, quitar todas las casetas de campaña, volver a colocar la señalización que habían quitado los usuarios y proceder a la retirada de la basura que dejaron en este espacio protegido.

Pese a que la playa de Los Patos está cerrada al público por desprendimientos, el edil de Seguridad explicó que "son muchos los imprudentes que cada fin de semana bajan a esta playa ya no solo a bañarse, sino incluso a realizar acampadas". "Queremos dar un mensaje de que hay que ser respetuoso con las señales de prohibición, recordar que la playa está cerrada por desprendimientos y que se está trabajando para la ejecución de un nuevo acceso", insistió Pérez, quien añadió que, en este caso, los participantes en la acampada no solo se saltaron la prohibición de acceso a la zona, sino que, además, "hay que sumar la preocupación de que se estén haciendo esas convocatorias de concentraciones de personas en una situación de emergencia sanitaria como la que nos encontramos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook