28 de abril de 2008
28.04.2008
El porvenir de dos portales clave en la red

 

¿Hacia dónde va Google?

Una empresa sueca descubre que el buscador tiene registrados unos mil dominios de los más diversos ámbitos, de la banca a la religión

28.04.2008 | 02:00
Sergey Brin y Larry Page, fundadores y presidentes de Google.

Madrid, Otr/Press

¿Es posible que Google acabe montando un casino virtual, un gimnasio cibernético o fundando su propia iglesia on-line? Disparatadas previsiones como éstas con respecto al negocio del buscador se han generado a raíz de la especulación que han provocado los dueños de una consultora de internet con sede en Suecia. Los responsables de Pingdom.com descubrieron una gigantesca lista de nombres de dominios de internet adquiridos por Google, tales como googlecasinogames.com, googlegym.com o googlereligion.com.

Pingdom buscó uno a uno los posibles nombres de páginas web que Google podría tener en su poder. Comprobaron cada una de sus ocurrencias, algunas tan surrealistas como bankgoogle.com (¿el banco de Google?), googlefamily.com (¿la familia Google?) o googlepaperproducts.com (¿una papelería de Google?). Después, solicitaron el nombre del propietario, información de libre acceso, y descubrieron más de un millar de dominios que pertenecían a Google.

Se desconoce para qué Sergey Brin y Larry Page, fundadores de Google, compraron estos dominios, pero algunos pueden dar pistas sobre sus futuros proyectos empresariales del buscador con más presencia en la red. Google4kids.com (Google para niños) podría ser una parte del negocio de buscadores enfocado a los niños; googlewarnerbros.com, otro dominio registrado por Google, tal vez signifique alguna futura -o fallida- alianza con la productora Warner, y así casi hasta el infinito.

Otros muchos dominios parecen resultado sencillamente del llamado «Typosquatting». Esta técnica es una práctica habitual en las empresas enfocadas hacia internet consistente en comprar direcciones web similares a la oficial de la empresa para que cuando los usuarios tecleen nombres cercanos al propio sean dirigidos directamente hacia la página correcta. De este modo, por ejemplo, Google tiene en su poder dominios como www. gewgol.com o www.ggoogle.com para cumplir ese propósito de que al introducirlos en la red el usuario sea automáticamente redireccionado a la página oficial de Google.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook