02 de mayo de 2008
02.05.2008

«Tristram Shandy», una fascinante experiencia de cine dentro del cine

Winterbotton, uno de los cineastas actuales más audaces, adapta el clásico inglés con inteligencia y originalidad

02.05.2008 | 02:00

alán


«Tristram Shandy: a cock and a bull story». Así se titula la nueva propuesta del ciclo «Palladium», organizado por el Ayuntamiento de Oviedo y los cines Yelmo Cineplex Los Prados. El nuevo giro de tuerca en la carrera de Michael Winterbottom lo provoca una novela, «La vida y opiniones del caballero Tristram Shandy», escrita en el siglo XVIII por Laurence Sterne. El director inglés plantea un reto: adaptar una obra pensada en clave literaria. Narrado en primera persona por el protagonista, el texto atraviesa las diferentes etapas de la vida del caballero Tristram Shandy alternativamente y sin concierto aparente. Siguiendo esta caótica armonía, Winterbottom no hace una lectura cinematográfica al uso, sino que se sirve de un supuesto rodaje del escrito (una película dentro de otra) para rodar algunos de sus pasajes. De la mano de un minusvalorado Steve Coogan, uno de los grandes del cine inglés, recorremos dos historias paralelas. La primera contiene escenas de la vida de Tristram Shandy y la segunda, en un juego de espejos alleniano, recorre las vicisitudes de la creación cinematográfica.


La filmografía de Michael Winterbottom se resume en una sola palabra: riesgo. Tras las seminales (y muy apreciables) «Go now» y «Jude», la discreta «Welcome to Sarajevo» y esa especie de trilogía indie formada por «I Want You», «Wonderland» y «With or without you», se produce el estallido del cineasta británico: «La promesa», western minusvalorado; «24 hour party people», quizá su mejor filme; e «In this world», demostración definitiva del talento de Winterbottom. Con un ritmo de trabajo frenético, las pedantes «Nine songs» y «Código 46» merecen la pena únicamente si queremos completar el visionado de su obra. «Tristram Shandy», uno de los proyectos más interesantes de los últimos años, precede a la terrible «Camino a Guantánamo» y a su última experiencia, ya hollywoodiense, «Un corazón invencible».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine