23 de octubre de 2018
23.10.2018

La solución definitiva para tener los cristales de casa siempre relucientes

Un truco y un consejo que seguro que todavía no conoces y te permitirá ahorrar

23.10.2018 | 18:54
La solución definitiva para tener los cristales de casa siempre relucientes

Limpiar la casa es algo que siempre cuesta tiempo (y a veces hasta bastante dinero sobre todo si lo tienes que dejar en manos de profesionales). Por eso te invitamos a que periódicamente te pases por nuestra sección de Decoración (aquí puedes acceder) en donde vamos recopilando los trucos más útiles para tener tu hogar siempre a punto. Hoy sin ir más lejos te mostramos cómo puedes tener los cristales de tu casa siempre relucientes. Y no es de otra manera que utilizando papel de periódico. Sencillo y económico.

Muchas veces cuando te has puesto a limpiar los cristales tanto del salón como los de la cocina (en especial estos segundos en donde en no pocas ocasiones se pega la grasa de la cocina de todo el día) te habrás encontrado con que es muy complicado limpiar los cristales y que estén relucientes. Pues tenemos la solución: deja la bayeta y la sustancia que utilices para limpiar y usa papel de periódico y una solución compuesta por agua y un poco de alcohol disuelto. Con ese limpiador fabricado en casa podrás quitar toda la grasa y no volverá a aparecer en un tiempo.

(Lee aquí cómo limpiar una lavadora por dentro)

En caso de que la suciedad sea mucha (ya sabes que hay veces que abres una casa que sólo usas en verano o así), entonces puedes usar un truco mucho más agresivo: frotar una cebolla contra el cristal. Eso contribuirá a que se vaya mejor la suciedad. No te preocupes, no dejará un olor excesivo. En un artículo de ayer también te contábamos como utilizar el limón como una especie de limpiador natural. También lo puedes usar en los cristales dentro de esa solución con limón. Es una forma también de aportar buen olor a la mezcla que además puede aportar la frescura que a todos nos gusta oler cuando fregamos.

A la hora de limpiar es tan importante quitar la grasa y la suciedad como que tarde en volver a aparecer. Por eso te damos otro consejo: cuando te vayas de casa cierra las persianas. O, al menos, déjalas bajadas durante parte del día. Así verás como cada vez hay menos polvo. Normalmente en los cristales de la casa se nos acumula mucha suciedad de las ciudades que entra por la ventana. En tu mano está que entre menos y, así, tengas que mantener y limpiar mucho menos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Magazine